Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

María Vega

27, diciembre 2014 - 10:47

27 diciembre 2014. Salvador Aguilera

NO hay tiempo qué perder, los equipos del futbol mexicano ya tienen encima el próximo torneo de Clausura 2015 y de inmediato ya se pueden ver los ajustes, ante la decidida apuesta de varios de ellos en su afán por volver a ser competitivos.
Sin dar concesiones de ninguna especie, las Águilas han tomado la iniciativa, antes que ninguno, y además de contratar al entrenador más exitoso de los últimos años, como lo es Gustavo Matosas, le han dado las armas necesarias para conquistar el bicampeonato en el semestre que está por arrancar. De ahí que a partir de ayer, luego de unas breves vacaciones, el estratega azulcrema fue el primero en arribar al Nido, donde ya trabaja a doble sesión. La única incógnita apunta hacia el capitán, Miguel Layún, quien es pretendido en Italia. Su salida abriría la puerta a la llegada de un quinto foráneo, que es esperado sólo si el lateral azulcrema retorna al Viejo Continente.
En ese escenario, llama la atención de que últimamente la salida de futbolistas mexicanos se ha dado precisamente del americanismo. Tiempo atrás se produjo la partida del defensa Diego Reyes al Porto. Posteriormente se dio la del delantero Raúl Jiménez, al Atlético de Madrid. Y ahora suena la de Layún. Vaya que el trabajo ha logrado rendir frutos.
Pero ayer fue un día de presentaciones en diferentes campamentos y no únicamente en las instalaciones del América. Como se ve, hay varios que se apuntan con todo hacia el Clausura 2015, un torneo en el que nadie piensa dar tregua. Por eso, las Chivas han abierto nuevamente la cartera con el afán de recuperar el protagonismo perdido y, sobre todo, mantenerse lejos del tema porcentual.
Por eso, también ayer se produjo la presentación de Marco Fabián, quien rápidamente se puso la playera rojiblanca y trabajó por separado del resto del plantel, aunque él está convencido en ponerse a tono para la misma jornada inaugural. El regreso de Fabián al Rebaño Sagrado se suma a los también retornos del “Cubo” Érick Torres y Miguel Ponce. Además, la adquisición de Isaac “Conejito” Brizuela y la de Raúl López, recién desempacado de Coras.
Faltará saber en qué plan viene Marco Fabián. Si vuelve a ser el talentoso líder capaz de darle goles al Guadalajara, o el controvertido mediocampista, que suele bajar su rendimiento, tal como le ocurrió en el pasado semestre con Cruz Azul, donde no logró levantar. En esta ocasión será necesario recuperarlo en su mejor versión, si es que realmente le importa rescatar al Rebaño del infierno del descenso.
Curiosamente ayer también fueron presentados los nuevos refuerzos de los Pumas, que han decidido apostar a “rejuvenecerse” y lo han hecho con varios elementos que también significan una incógnita para la institución auriazul. Se trata de los extranjeros Silvio Torales, Jonathan Ramis y Gerardo Alcoba, a quienes se agrega el portero Yosgart Gutiérrez, este último para respaldar la ausencia, por lesión, de Alejandro Palacios y exigirle, de paso, al “Pollo” Alfredo Saldívar, quien está resuelto a apoderarse de los tres postes universitarios, aunque Yosgart tendrá un reto interesante que puede resultar crucial en su carrera.
A todos estos movimientos debemos añadir la llegada del paraguayo Roque Santa Cruz a la Máquina celeste. Todo un “cañonazo” con el que los cementeros pretenden volver a los primeros planos y pelearle la Liga al América, que desde ya es el primer aspirante a la corona. Así pinta la Liga MX. Todo un banquete futbolístico, si es que los ajustes y las promesas de fin de año colaboran un poco.