Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

26, agosto 2014 - 10:47

26 agosto 2014. Salvador Aguilera

MIGUEL Herrera no deja de observar partidos, ayer tuve una buena charla futbolera con el técnico de la Selección Mexicana, a quien le llamó la atención todo el talento joven que está encontrando ahora, cuando curiosamente muchos se quejan de la falta de trabajo y oportunidades para jugadores surgidos de las diversas canteras del futbol mexicano.
Jugadores hay, eso me queda claro y Miguel así lo siente, porque no dejó de mencionar nombres, ahora que estuvo en Pachuca quedó encantado de Lozano, Pizarro y Ponchito González, opciones interesantes a futuro para la Selección Mayor.
Soy un convencido de que las canteras no pueden ni deben frenar su producción de jugadores, pero también me queda claro que la exigencia es cada vez mayor. Si antes, un equipo, en la década de los 80 o de los 90 le apostaba todo a sus canteras, era porque en esos momentos, el nivel de futbol que se practicaba, lo permitía. El futbol que se ejerce hoy no es igual al de aquellos años, hoy es mayor la exigencia en cualquier parte del mundo, incluido México, en general el deporte es más competitivo.
Al técnico del Tricolor le ha gustado el inicio del torneo, y lo calificó de competitivo, aunque todavía exista quien se sorprenda porque un equipo anota tres goles y sale victorioso, pero a la siguiente jornada le meten tres y es derrotado. Para algunos eso es irregularidad y para otros, es una muestra de lo difícil que es competir en el futbol mexicano.
Si el balompié nacional no fuera competitivo, entonces los equipos podrían evitarse de gastar y le apostarían todo a los jóvenes de sus fuerzas básicas. Eso quiso hacer Chivas en su momento y miren cómo le fue, ahora está sufriendo terriblemente y hasta corre el riesgo de descender.
¿De qué se trata una Liga?
De ganar.
De ser el mejor.
Y si para eso los equipos tienen la oportunidad de contar con los mejores futbolistas, los pondrán a jugar y el chavo que quiera ganarse la posibilidad, tendrá que redoblar esfuerzos y demostrar que es mejor que cualquier otro compañero, como en su momento lo hizo Raúl Jiménez al estar entre dos extranjeros como Benítez y Mina. El caso de Ponchito González es formidable, porque tiene todo un proceso bien llevado en equipos juveniles y difícilmente alguien le quita hoy la titularidad en el Atlas.
Recuerdo a tantos y tantos chavos de Chivas a los que les aceleraron su proceso, los pusieron a jugar y algunos no sé ni dónde están: Mario de Luna, el “Chore” Mejía, Antonio Gallardo, el hijo del “Zully”, Jorge Mora, Abraham Coronado, Víctor Perales, Juan Ocampo, el “Hulk” Salazar, Michel Vázquez, el “Gauchito”, bueno basta recordar que el “Chatón” fue Balón de Bronce en el Mundial de Colombia 2011 y parece que ya no da más.
De plano algunos como el “Cubo” se fueron a meter goles a otra Liga y para mostrar su valía tienen que hacer más. Érick Torres así lo entendió. Sigo esperando que Carlos Fierro demuestre que puede cargar con una responsabilidad tan grande. No es fácil ser un referente de gol en las Chivas y sino rinde, que se vaya a Chivas USA. Omar Bravo es un histórico goleador del Rebaño y pese a toda su experiencia está sufriendo porque el equipo en general no funciona.

LECTORES
Correo: salvador@esto.com.mx
Twitter: @salvadoraguil67 y en Facebook