Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

22, enero 2015 - 11:04

22 enero 2015. Salvador Aguilera

COINCIDO totalmente con el técnico de la Selección Mexicana, Miguel Herrera. El deporte es un desafío constante, una competencia abierta en la que siempre se buscará ser el mejor y no hay que estar viendo las nacionalidades. Me parece ridículo que un futbolista se achique porque le pusieron enfrente a un brasileño, a un argentino o al jugador de la procedencia que usted quiera.
Eso es tener una mentalidad perdedora, si el mexicano no puede competirle a los extranjeros que hay aquí, que muchas veces han sido criticados por mediocres, menos podrán cuando tengan que enfrentar a otros a nivel de Selección Mayor.
Herrera fue claro y recordó el caso de Raúl Jiménez, porque a pesar de tener a Benítez y a Mina en el ataque de las Águilas, se consolidó y hasta emigró. Pensar que las cosas se deben facilitar para llegar a Primera División creo que no es el mejor filtro, al contrario, entre mayor sea el control de calidad, mejores jugadores veremos. Yo creo que en cualquier profesión pasa lo mismo.
¿A quién no le costó trabajar para llegar a las metas que se trazó?
¡Nada es fácil!
Y la competencia sigue creciendo, la dificultad es mayor y el éxito no es para todos. La consolidación es producto del trabajo y el que mejor se preparó tiene más posibilidades de consolidarse y de abrazar la gloria.
Soy de los que piensa que al futbolista mexicano hay que exigirle más y consentirlo menos. A lo largo de los años hemos visto que muchos entraron a una zona de confort y ahí se quedaron. En estos tiempos, creo que todo aquel que afloja el paso, es porque no tiene hambre ni deseos.
La mentalidad del futbolista hoy en día ha cambiado y lo vemos con los chavos. Antes soñaban con jugar en los equipos grandes del futbol mexicano como América, Chivas, Cruz Azul, Pumas, etc. Hoy creo que al ver a tantos ejemplos de jugadores que han emigrado, piensan en llegar a Europa y estar en los mejores clubes del Viejo Continente.
Insisto, la mentalidad es otra.
Podrán venir muchos extranjeros, podrán multiplicarse los naturalizados y yo me pregunto, ¿acaso los mexicanos no pueden ser mejores que ellos?
Si no es así, qué triste.
Qué mentalidad tan perdedora y derrotista tendríamos.
Estará en la voluntad y el hambre de triunfo de cada quien, alcanzar las metas y los triunfos profesionales que se propongan. Antes, y esto lo quiero dejar bien claro, no había tantos naturalizados, pero aceptemos también que hubo selecciones en las décadas de los 70 y 80 que fueron una verdadera vergüenza. Son pasajes muy tristes del futbol mexicano y hoy prefiero a las selecciones mexicanas que jugaron los mundiales de Francia 98, Alemania 2006 y Brasil 2014, que la de Argentina 78 y México 86, por mencionar algunas, porque si de eliminatorias hablamos de aquellos lejanos años, por tristezas no paramos. Creo que la competencia ha servido para tener deportistas con otra mentalidad.

CHIVAS Y ALDO DE NIGRIS
Bien por De Nigris, quien después de diez meses ya anotó. ¡Aleluya! Lo malo es que las Chivas no pudieron con los Dorados de Sinaloa, en la Copa MX. Los Pumas, sí ganaron.

LECTORES
Correo: salvador@esto.com.mx
Twitter: @salvadoraguil67 y en Facebook
Nuestra página: estoenlinea.oem.com.mx