Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

María Vega

22, diciembre 2014 - 9:04

22 diciembre 2014. Salvador Aguilera

CRUZ Azul ya viene en camino.
Y su equipaje viene cargado de frustración, coraje e impotencia.
Cualquier cosa que se diga, no sirve de nada.
Los propios jugadores reconocieron su fracaso, al tiempo que la directiva le echa la culpa a las distracciones que tuvieron porque varios elementos del Cruz Azul ya no iban a continuar en la plantilla y eso los tenía preocupados.
Eso tampoco se vale.
Jugar un Mundial debe significar todo para un futbolista que busca trascender. No todos los días se tiene la posibilidad de participar en un torneo de este calibre y mucho menos enfrentar al Real Madrid, hoy por hoy, el mejor equipo del mundo.
Insisto, cualquier cosa que se diga en estos momentos suena a excusa. Si Pavone se iba a otro equipo, eso no le impedía ir a ganar el Mundial, misma situación de Pablo Barrera, Marco Fabián y compañía.
Si el jugador es profesional y si está cobrando, tendrá que dar el máximo esfuerzo en cualquier partido, más si ese encuentro tiene carácter oficial y significa mucho para la institución que lo contrató.
¿De qué estamos hablando?
Un equipo me paga, pero como ya me voy, eso me distrajo y no jugué bien el Mundial de Clubes. Me parece absurdo pensar así.
Los equipos del futbol mexicano deben entender, de una vez por todas, que nos hace falta trascender y crecer. No podemos ser tan mediocres. Torneo que se juegue, torneo que se debe ganar, como lo hace el Real Madrid que tuvo un año fantástico. Mejor ejemplo no se puede tener.
Por algo el Cruz Azul se ha tardado tanto tiempo en volver a triunfar en la Liga, porque se conforma… Sí, se conformó con ser campeón y de Copa y de la Concacaf, como que con eso ya había cumplido y no le importó echar la Liga por la borda para después fracasar en el Mundial, total, lo importante era llegar a ese partido contra el Real Madrid, al que ni de chiste le iban a ganar.
Tristemente, ahora le tocó al Cruz Azul, pero lo hemos visto con el Monterrey, América, Atlante y Pachuca. No hay ganas de trascender, de hacer algo más. De triunfar y ser exitosos en el plano internacional. Como que esa cultura, de pronto se perdió. Qué lejano está aquel Cruz Azul finalista en la Copa Libertadores. Nuestro futbol no puede ser tan casero. Pareciera que nada nos motiva, que con la Liga MX, la Copa MX y el torneo de la Concacaf estamos hechos.
En el próximo año estaré ansioso por ver a los clubes que tomarán parte en la Copa Libertadores. Quiero que Tigres y Atlas salgan en plan grande, dispuestos a trascender y aspirar a un título continental. Misma situación para el Morelia si logra colarse a la fase de grupos.
El 2015 debe ser el año del futbol mexicano, tanto a nivel clubes como a nivel Selección, que está obligada a ganar la Copa Oro y apuntarle a la final de la Copa América.
Basta de cosas pequeñas.
Basta de conformarnos con tan poco.
¡Urge crecer y ser exitosos!

LECTORES
Correo: salvador@esto.com.mx
Twitter: @salvadoraguil67 y en Facebook
Nuestra página: estoenlinea.oem.com.mx