Con la tecnología de Google Traductor

El Pollo de Tlalpán. Daniel Reyes

ESTO

17, marzo 2015 - 9:43

17 marzo 2015. Daniel Reyes

Homenajes
COMO siempre que termina el fin de semana balompédico; éste deja muchas sorpresas, algunas veces malvadas, pero otras, como las recién vividas, muy satisfactorias y si usted me apura, emocionantes y conmovedoras; algunas que; como diría mi vecina: “Hacen yoyo la tarzanera”.

MOSAICO DE AMOR
Sucedió en la tierra de los tulipanes cuando el equipo de Andy Guardado PSV, enfrentó al Groningen; al saltar al campo sorprendieron al tapatío con un mosaico que simulaba una bandera mexicana, con un pequeño escudo nacional incluido.
La acción fue motivada por algunos rumores que colocan al llamado “principito” en el PSG francés (donde, por cierto, juega el lépero ingobernable Zlatan Ibrahimovic) con esa operación la afición pretende presionar a la directiva del PSV, para que se ponga las pilas, abra la cartera o rompa el cochinito y compren; o en el peor de los casos; renueven el préstamo de Guardado, soltándole la billetiza al Valencia para que aflojen al mediocampista; quien definitivamente se puso la playera de ídolo y transita incansable por la media cancha desparramando talento y efectividad.

CALOR DE INFIERNO
Resulta que el domingo pasado el infierno rojo se estaba congelando debido al frente frío número 40; sin embargo cuando llegó al inmueble el equipo visitante, el hielo se derritió. Antonio Naelson “Sinha” enfundado en los colores queretanos; salió al campo para ver las condiciones en las que se encontraba el terreno de la ilusión, y en ese instante, cuando el respetable lo vio, se le entregó sin reservas; le aplaudían y coreaban su nombre agradeciendo los momentos de gloria infinita que “Sinha” les obsequió con ese pulcro quehacer futbolístico, Toluca entera se rendía al finísimo “10” quien emocionado respondió con caravanas a los asistentes. Ya en el partido, cuando Toño ingresó de cambio; igualmente la totalidad de la afición se puso de pie para ovacionar al mediocampista; como si lo anterior no fuera suficiente, al final del encuentro le volvieron a hacer patente su idolatría, con vivas y bravos.
  
YA ERA HORA
La mitad del país de la patada, esperaba, el sábado por la tarde, que el rebaño celestial sufriera un tropezón, pues eso lo colocaría como último en la tabla de la ignominia. Sin embargo, las Chivas se pusieron los cuernos en su lugar y topetaron gacho a la franja dejándoles en esa penosa situación.
Cuando cayó el tanto definitivo, Omarcito Bravo zarandeó a José Manuel de la Torre a manera de festejo; ya era hora de que las Chivas demostraran todo el trabajo que el Chepo les ha invertido; sin contar todas las gambetas; que supongo, ha tenido que aplicarle al molesto dueño. Si duda ese es el homenaje la semana un equipo que se puso las amígdalas en su lugar, para demostrarle a su técnico que van por todas las canicas.
Yo me sumo a esas manifestaciones y también le rindo un sentido homenaje, a la carne asada, a las cebollitas de cambray, a los frijolitos charros, a la salsa y por supuesto a la cebada embotellada, que acompañan solidarios esos momentos. Así sea.   
 
Cierro con una obra titulada “Más”
 La semana fue muy buena,
De emotivo frenesí,
Que repita la faena,
Y que todo siga así.
 
Y si no, quéjense a la FIFA.
Twitter: @pollodetlalpan