Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

14, octubre 2014 - 8:43

14 octubre 2014. Salvador Aguilera

ME despedí de Marruecos con una visita relámpago al estadio de Rabat, en un largo viaje por tierra desde Marrakech, con escala intermedia en Casablanca. Teníamos que conocer la ciudad en donde el Cruz Azul espera jugar dos partidos. El primero sería contra el campeón asiático y, en caso de ganar, el segundo, en el mismo escenario, frente al Real Madrid.
De perder, La Máquina irá a disputar el juego de consolación, el 17 de diciembre, lo que sería realmente decepcionante. Teníamos que aprovechar este viaje para presentar mayores detalles de lo que será el panorama para el Cruz Azul, en Marruecos. Se tendrá que ganar al público local con buenas actuaciones. Será una experiencia única, sobre todo ante la posibilidad de enfrentar a los campeones de Europa. Sé que, por ahora, los cementeros tienen la mira puesta en la Liguilla, que piensan en su partido del fin de semana y que sobre el camino resolverán las cosas como se vayan presentando, pero el Mundial no dejará de ser una distracción para La Máquina, pues como quiera que sea se viene un fin de año muy interesante. Después de tantos torneos sin ganar la Liga, ¿a qué le debe tirar el Cruz Azul?
Si le apuesta todo, a la Liga MX, y a la mera hora no consigue nada, las críticas se vendrán en cascada, como siempre sucede. Pero si afloja en el torneo mexicano y se decide por el Mundial, ganarlo estará complicadísimo, porque primero deberá despachar al campeón de Asia y luego al de Europa, para finalmente encontrarse al ganador de la otra llave que podría ser el monarca de la Copa Libertadores: San Lorenzo.
Creo que Luis Fernando Tena y sus jugadores ya deben estar pensando en toda esta situación. Imposible jugar a tope las dos competencias. La Liga MX, como quiera que sea, siempre la van a jugar y a un Mundial, con la posibilidad de enfrentar al Madrid, es algo muy atractivo, que no se presenta siempre. Pero llegar a la final luce francamente complicado. No digo que no puedan superar al Real Madrid, pero a ese juego, el Cruz Azul llegará como víctima.
Ya dejamos Marruecos, en donde siento que hay buena vibra para el Cruz Azul. Dejamos un país que vive con la expectación de ver grandes partidos, con campeones de todos lados. Creo que la Concacaf está bien representada, ojalá que Luis Fernando Tena le ponga las pilas a su Máquina, porque el cierre de año será trepidante para los cementeros. Insisto, si en la Liga y en el Mundial no se hace algo importante, el Cruz Azul volverá a ser blanco de las críticas. Ya es hora de ganar algo y aunque en estos momentos, por su bajo rendimiento, al equipo no se le ven posibilidades de éxito, algo deberá pasar para verle otro rostro a estos celestes, que ya deben estar soñando con Cristiano Ronaldo y compañía. Creo que cualquier equipo y cualquier futbolista siempre anhela jugar este tipo de partidos, así que en diciembre, la motivación deberá estar a tope para los cruzazulinos.

HERNÁNDEZ Y JIMÉNEZ
Y bueno, ya que hablamos del Real Madrid, hay que mencionar también al “Chicharito”, quien igual debe cerrar el año con todo, y para eso no puede frenar su producción goleadora. Espero que su estancia en México y en la Selección lo haya motivado. Recibir el cariño y el apoyo de sus compatriotas debe servirle a Javier Hernández para regresar con las pilas bien cargadas y seguir peleando por un puesto en el mejor equipo del mundo. Tristemente no dejo de escuchar críticas absurdas, pero lo que ha hecho CH14 en su carrera futbolística es digno de aplaudirse y reconocerse. Quiero ver cuándo otro mexicano vuelve a vestir la playera del Real Madrid.
Ya para finalizar, de paso por México se encuentra Raúl Jiménez, en un viaje relámpago para resolver asuntos personales. No estuvo en la Selección a la que volverá pronto. En estos momentos quiere consolidarse con su nuevo club, al que le ha costado un poco de trabajo adaptarse. Se siente bien arropado y creo que su mentalidad le ayudará para salir adelante. Al igual que el “Chicharito”, los goles son de vital importancia para consolidarse.