Con la tecnología de Google Traductor

El Pollo de Tlalpán. Daniel Reyes

Itzel Ubiarco

14, octubre 2014 - 8:57

14 octubre 2014. Daniel Reyes

Incoherencias
EN la recordada edición de la Copa Oro del año 2011, durante los primeros juegos, el equipo tricolor, (que tiene mucho corazón y en la cancha lo anda demostrando) le tocó enfrentar a Guatemala en la instancia de cuartos de final; la mayoría del respetable (y el no tanto) pensaba en una goleada de escándalo, sin embargo los chapines se le plantaron muy bien a México, ordenados, garrudos y técnicos, no se dejaron y tan sólo perdieron dos por uno; la reacción no se hizo esperar y la prensa (real y patito) se le fue encima al entonces técnico nacional, criticándole de no sé cuantas cosas; pues los muy “exigentes” no entendían porqué los mexicas no habían pulverizado a Guatemala.
Luego del partido, justamente el día del padre de aquel año, de chiripa coincidí en el aeropuerto de Nueva York, con el Chepo de la Torre, quien amablemente me explicó la neta del partido; comenzando porque en ese momento Guatemala tenía como técnico al uruguayo Ever Hugo Almeida, quien se había dado a la tarea de organizar a su selección; además de que les inyectó la famosa garra charrúa; que combinada con las eternas ganas de derrotar a los verdes, le resultaba la fórmula perfecta para hacerla de terror profesionalmente. Y así fue, perdieron pero no hubo escándalo. Le jugaron de tú a tú al tricolor; y contrarrestaron por momentos sus armas, organizaron sus ataques y “apestaron” el juego, cuando fue necesario. Táctica e idealmente para ellos había sido un triunfo; mientras que para los verdes; aún ganando, y según los “expertos”: una derrota.
De ese ejemplo se desprenden muchas tristes realidades: la primera es que no hay tantos conocedores como parece en el medio del futbol; la segunda es que hay demasiados “huelemoles” con una pluma en la mano y una ventana tan grande como su irresponsabilidad a la hora de lanzar sus dudosos comentarios.
La realidad es que México está para ganar como sea; si el encuentro del domingo contra Panamá era molero, hay que ganarlo; no se vale que ahora emerjan las voces ofendidas culpando al ‘Piojo’ de probar nuevos elementos cuando está comenzando, justamente un nuevo proceso.
Lo más sencillo en la vida es hablar de un resultado; nunca he escuchado a los quejosos, proponer nuevos sistemas tácticos; dar una lista de inteligente probable, mucho menos plantear una metodología. Eso sí, se quejan como neurasténicas porque no los divierten; y lo que en realidad sucede es que no se divierten, porque no le entienden a algo, que dicen que les gusta.
¿Acaso no se dieron cuenta de que Panamá las peleaba todas? ¿Qué descontó a 6 de los nuestros y sangró a dos? ¿Qué don ‘Bolillo Gómez, planteó una estrategia de presionar en la primera línea y atiborrando la salida? ¿qué en todas las pelotas divididas iban a lastimar? ¿Qué el hecho de jugar contra México, para ellos es una cuestión de honor que los obliga a llegar al límite donde comienza la violencia? ¿Qué ‘Chícharo’ explotó su posición original con movimientos amplios desde la media cancha? ¿Qué Güémez se ganó la repetición, qué el ‘Cubo’ entró para eso y qué Luis Gerardo Venegas pasó con diez? ¿No se enteraron que se ganó?
Seguramente tampoco saben que ayer Holanda perdió contra Islandia en la eliminatoria de la Euro. Porque el futbol es así.
Cierro con una obra titulada “

Se le ganó a Panamá,
Y dicen estuvo podrido,
Usted se imaginará
¿si es que se hubiera perdido?

Y si no, quéjense a la FIFA
Twitter: @pollodetlalpan