Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

13, octubre 2014 - 8:35

13 octubre 2014. Salvador Aguilera

TODAVÍA en territorio marroquí y a punto de emprender el viaje de regreso, tuve la oportunidad de ver a la Selección Mexicana en un restaurante japonés de la ciudad de Marrakesh a través de una cadena llamada beIN sports. No fue en general un buen desempeño, pero hay varias cosas que rescatar como esa insistencia hasta el último momento por conseguir la victoria. 
Otro aspecto rescatable de los dos encuentros fue que México no recibió gol en ambos partidos con todo y que los centrales convocados recibieron cualquier cantidad de críticas desde un principio. A pesar de lo que se diga, este doble examen lo aprobaron todos los defensas y ya tendrán una nueva oportunidad. Habrá que verlos ante una mayor exigencia, por lo pronto cumplieron con su labor. 
Demasiados cambios también provocaron desorden táctico en la cancha,  sobre todo ante un rival experto en destruir los intentos de su rival. Partido duro, ríspido, como siempre han sido y serán los encuentros contra rivales del área, así que después de lo que vimos ayer no hay nada que pueda extrañarnos porque en territorio centroamericano será todavía peor. En este sentido, Miguel Herrera deberá tener calma porque lo observé desesperado y en una eliminatoria sus desplantes ante el árbitro no serán tolerados. 
Me agradó el carácter de algunos jugadores nuevos como Güémez, que seguramente entrará en esa baraja de posibilidades para el técnico. Ni hablar del “Cubo” Torres. Su gol en la agonía del juego tuvo un gran valor. Eso le dará confianza y también más convocatorias. Me preocupa Oribe Peralta, anda peleado con el gol. Todos queríamos más goles del “Chicharito”, un jugador que no deja de luchar y que merecidamente portó el gafete de capitán. 
Oribe entró al minuto 59 al igual que Paúl Aguilar, dos elementos que como quiera que sea son ya de la confianza de Herrera. Pero los jóvenes como Ponchito González aceptan el desafío de pelear por un puesto. El joven jugador del Atlas ingresó en el segundo tiempo con todo el deseo de hacer bien las cosas y recibir más llamados en un futuro, lo que seguramente ocurrirá.
Los panameños jugaron como siempre. Desde que se dieron cuenta de que México es muy vulnerable y que otros equipos como Costa Rica y Honduras le hicieron la travesura al Tricolor, ellos también quieren sorprendernos en casa y con su nuevo técnico el “Bolillo” Gómez, no van a descansar hasta conseguirlo. No olvidar que en la pasada Copa Oro fueron nuestro coco.
Ya mañana, estimados lectores, estaremos de nuevo desde la redacción de ESTO para seguir platicando de más temas. Por lo pronto agradecer al pueblo marroquí su gran hospitalidad. Es un país de rica cultura y tradiciones, pero sobre todo con una gran afición al futbol. Suerte con la organización del Mundial de Clubes en diciembre. Ya estará por acá el Cruz Azul, del que también esperamos buenas noticias. La fecha FIFA quedó atrás,  retomaremos el paso en la Liga MX en la que existe gran expectación por la presentación del Chepo. 

LECTORES
Correo: salvador@esto.com.mx
Twitter: @salvadoraguil67 y en Facebook
Visite nuestra página: estoenlinea@oem.com.mx