Con la tecnología de Google Traductor

El Pollo de Tlalpán. Daniel Reyes

Itzel Ubiarco

12, agosto 2014 - 9:21

12 agosto 2014. Daniel Reyes

HACE algunos días, cuando nos visitó el campeón de la liga española, me lancé al coloso de Santa Úrsula, para ver, en vivo y a todo calor, el encuentro contra las Águilas de Coapa. Desafortunadamente la ubicación de mi lugar, no era la mejor; y no por la posición dentro del estadio; si no, porque detrás de mí, estaba sentado un gran imbécil. Me atrevo a calificarle así, no por su educación tan rala, tampoco por sus comentarios insulsos e ignorantes; lo digo porque tenía el mal hábito de fumar. La práctica más tonta que ha inventado la humanidad, meterle humo al cuerpo ¿para qué? Aquel sujeto, que sería la antítesis del venezolano, Manuel Antonio Carreño y su libro “Manual de urbanidad y buenas costumbres”; fumaba como si le pagaran por hacerlo, terminaba un cigarro y encendía el otro, sin importarle que a su lado también hubiera niños; era un calvario estar ahí; o contaminaba con el humo o repitiendo una picardía (que no voy a escribir, cuidando el pudor de los castos ojos que puedan andar por aquí) con tal tono de vulgaridad que hubiera incomodado a un diputado. No aguanté mucho y me cambié de puesto. Esa remembranza me hizo recordar y enviarle mentalmente el más alto de mis reconocimientos, el más sentido de mis respetos, el más sonoro de mis aplausos y la más alegre de mis porras, al responsable de convertir el estadio de los Tigres, también conocido como “El Volcán” en un espacio libre de humo. Ahora hago votos porque ese misma persona, entidad, departamento o deidad, le prohíba al ‘Tuca’ Ferreti, ser tan monumentalmente imprudente y; dirían en el barrio, mamila. Circula en la red de redes; la Internet, un video que pone en evidencia al estratega en el trato con sus jugadores, los insulta a grito pelado, como si fueran sus esclavos; les maldice y ridiculiza como si él fuera la verdad de Dios; tales actitudes tienen muchos nombres, hoy se conocen como bullyng. Tal vez por eso se fue Lucas Lobos, quien ya instalado en chorizópolis, publicó un tuit que decía, más o menos: “Qué bonito es llegar a entrenar con ganas y que nadie te las quite”. Para el delicado caso de Tigres vs Pulido, en vez de que Ricardo suavizara el momento, con su peculiar estilo se burló del posible regreso del victorense al seno felino, anticipando llanto de cocodrilo. En esa perorata, el ‘Tuca’, atizándole a Alan, dijo una locura que solo ronda la cabecita loca del director técnico; aseguró que para ir a la selección debes tener firmados dos años de contrato con tu equipo. Nomás voy a poner un botón para la muestra: en el momento de la convocatoria Memo Ochoa, no tenía siquiera equipo. Que alguien le haga un paro y le prohíba gritar, y ya en esas también hablar.
Cierro con una obra titulada “no lo hagas”
Fuera de los estadios
El humo de fumadores,
A “razón” de sus comentarios
La labia de entrenadores.
Y si no, quéjense a la FIFA Twitter: @pollodetlalpan