Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

9, febrero 2015 - 13:04

09 febrero 2015. Salvador Aguilera

DOLOROSO momento vivimos hoy en ESTO.
La noticia del fallecimiento de don Mario Vázquez Raña nos tiene muy consternados, y no es para menos.
Se fue un gran hombre.
Brillante empresario.
Impulsor del deporte…
En pocas palabras, se fue alguien ejemplar.
En nombre de todos los que laboramos en ESTO, nuestro más sentido pésame a doña Paquita y a toda su familia.
La partida de don Mario es algo duro de superar.
Pero han quedado sus enseñanzas, algo que sin duda tiene gran valor para todos nosotros.
Tiempo de enormes retos, justo para redoblar esfuerzos y seguir haciendo las cosas con todo el profesionalismo y la dedicación de siempre, eso es algo que don Mario nos dejó a todos los que lo conocimos. Aprendimos de él a cultivar su pasión por el deporte y a estar siempre muy cerca de los atletas, a quienes respaldó a carta cabal.
Don Mario será recordado por su entusiasta dedicación al deporte. Líder, en todo sentido, guía del olimpismo, que contribuyó en todo momento a impulsar los valores y el amor a la disciplina deportiva. De ahí el seguimiento permanente hacia toda actividad, y su invaluable aportación como presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM).
Con idéntico entusiasmo plasmó entrega y dedicación a la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), la cual también presidió.
Fundador de la Federación Mexicana de Tiro, don Mario fue un hombre de múltiples responsabilidades, lo que permitió también recibir diversos reconocimientos a nivel nacional e internacional. Un hombre culto, preparado, que impulsó a México a través del deporte y enalteció su cultura.
En ese esfuerzo, don Mario creó la empresa periodística más grande de América Latina. Con la OEM fortaleció el periodismo. Y en esa lucha encaminó especial interés en el periodismo deportivo a través de ESTO, el diario que siempre ha encabezado la preferencia de los lectores amantes a toda clase de disciplinas deportivas.
Don Mario siempre nos inculcó caminar y crecer con pasos firmes, seguros. Recto, entusiasta, cultivó ese gran optimismo a todos sus proyectos, tanto a nivel editorial, como empresarial y deportivo. Lo vamos a extrañar, porque su labor podemos considerarla valiosa e inolvidable. Nos ha dejado un gran legado y también un enorme reto por delante.
Descanse en paz.