Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

9, diciembre 2014 - 10:17

09 diciembre 2014. Salvador Aguilera

MUNDO raro.
El América fue superlíder durante todo el torneo, pero su propio técnico admite que se equivocó, porque al hacer un viaje relámpago a Argentina, no regresó a tiempo y eso molestó a la directiva americanista.
Desde que el “Turco” dirigía a los Xolos se sabía de esa problemática que tenía. Al no tener a su familia en México, debía viajar de vez en cuando a Argentina para sentir ese apoyo que a todos nos falta.
Sin embargo, no fue un error contratar a Mohamed. En su momento, la idea lució interesante, hasta el propio Miguel Herrera, en su momento, reconoció que era una muy buena opción.
Pero pasado el tiempo, el encanto se rompió y la directiva no está del todo contenta, a pesar de que el “Turco” los tiene a dos partidos de un título que sería histórico. Mundo raro.
No sé si el técnico perfecto exista, porque del otro lado, también a Ferretti se le llegaron a poner muchos “peros”. Hubo un momento en el que los aficionados pidieron su salida y la directiva lo supo aguantar y podría darle su cuarto título a los felinos.
La labor de Ricardo es realmente increíble, cuántos jugadores, cuántos técnicos, cuántos millones de dólares no invirtió Tigres durante más de 20 años para conseguir un título que no llegó hasta que el propio “Tuca” le puso fin a esa sequía. El estilo de juego puede ser muy criticado, pero al final lo que pesa son los resultados, ni qué decir.
Entiendo que en el América hay una filosofía futbolística que se defiende y que por eso Ferretti nunca dirigiría a este equipo. Pero dentro de este mundo raro, no podemos olvidar lo que en su momento pasó con Beenhakker o Lapuente, a quienes también les dieron las gracias a pesar de que el primero hizo jugar de manera espectacular al equipo y el segundo le puso fin a 13 años de fracasos.
Así la cosas, no es de extrañarnos que Mohamed se vaya después de ser campeón. Ni el título remediaría las cosas, aunque el propio Ricardo Peláez aseguró que el grupo está bien y con la ilusión de ser campeón.
Cuando Miguel Herrera se tuvo que ir del Nido para dirigir a la Selección, se veía complicado que alguien más pudiera llevar a las Águilas a otra final y no fue necesario esperar mucho para que eso sucediera. Dentro de todos los conflictos que tiene hoy el conjunto azulcrema, destaca la honestidad de un técnico que reconoce sus fallas, pero que no deja de trabajar en un objetivo que se trazó desde su llegada: el campeonato.

FMF
Justino Compeán y Decio de María seguirán en sus respectivos cargos. Espero que esa decisión no signifique conformismo, sino compromiso porque el futbol mexicano necesita seguir creciendo. Su reto es muy grande.