Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

8, octubre 2014 - 9:17

08 octubre 2014. Salvador Aguilera

BIENVENIDO el Chepo.
Su llegada a Chivas estaba más que anunciada. Asume un reto importante después de estar esperando en la “banca” el momento idóneo para volver. Regresa al Guadalajara, al que encuentra en un estado crítico. José Manuel de la Torre fue campeón con el Rebaño y ahora lo retoma con un grave problema: el descenso.
Su experiencia y capacidad serán de vital importancia en estos momentos para rescatar a sus queridas Chivas, porque con este club fue exitoso como jugador y también obtuvo como técnico el más reciente título rojiblanco.
De ahí que su llegada sea vista con buenos ojos; si no era él, ¿quién más? Se probó de todo, y era necesario volver a las raíces. Se requería de un entrenador bien identificado con los colores y de inmediato se comprometió. Sabe que llegó para salvar al equipo de esa amenaza que creció en las últimas jornadas ante la incapacidad de todos los que en su momento tomaron las decisiones.
Comienza una etapa nueva, pero las alarmas siguen encendidas. El Chepo llegó justamente para calmar las aguas y necesita que la tranquilidad regrese lo antes posible. No hay Liga el fin de semana, lo que le permite al nuevo pastor, tener el tiempo suficiente para platicar con los jugadores, analizar las cosas y obtener, junto a Néstor, el diagnóstico exacto de todo lo que está pasando en el equipo. De entrada, se pide el apoyo de todo ese gran público que tiene Chivas. El reto es grande. Suerte al Chepo.

SELECCIÓN MEXICANA
Hay gran expectación en Tuxtla Gutiérrez para ver a la Selección Mexicana, que vuelve a la selva chiapaneca después de seis años con aquella despedida insípida e injusta para Cuauhtémoc Blanco, a quien después se le recompensó con un digno adiós en el estadio Azteca.
Aunque en esta ocasión se trata de un partido de preparación, la realidad es que ante un rival como Honduras, imposible hablar de un amistoso. Será un juego duro, intenso, exigente, de gran rivalidad, por lo mismo será importante ganar este encuentro. Perder ante rivales del área está prohibido y más si los juegos son en territorio mexicano.
Ayer tuve la oportunidad de platicar con el tico Hernán Medford, nuevo técnico de la escuadra hondureña. Si alguien sabe de la rivalidad entre el futbol mexicano y el centroamericano, es justamente él. Obtuvo triunfos importantes frente a México como sucedió en aquel “Aztecazo” famoso cuando era jugador de Costa Rica, y él mismo me recordó que como técnico ya le ganó a Miguel Herrera. Fue en semifinales de la Concacaf, cuando eliminó al Monterrey para después avanzar a la final y vencer a los Pumas, lo que le valió al Saprissa el boleto al Mundial de Clubes.
Tanto Medford como Miguel también fueron rivales en la cancha en varias ocasiones, sobre todo cuando Herrera era defensa del Toros Neza, contó el propio Hernán, quien llega con mucha presión a este amistoso porque a nivel centroamericano existe un pique entre catrachos y ticos, lo que ha provocado que la prensa hondureña no esté tan convencida de su nombramiento. Si aquí en México se viven con tremenda presión todos los procesos mundialistas, hay selecciones que pueden estar igual o peor que nosotros. Ya veremos al final lo que pasa en este largo camino rumbo al próximo Mundial, pero eso sí, Medford no deja de reconocer la jerarquía del Tricolor: “México es México y siempre le queremos ganar”.