Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

7, noviembre 2014 - 8:56

07 noviembre 2014. Salvador Aguilera

A los árbitros les asiste la razón.
Aguantaron mucho tiempo, les admiro su paciencia, pero sobre todo su resistencia. Todo el gremio merece un trato digno, su trabajo es realmente muy complicado y a cada partido tienen que llegar con una excelente preparación tanto física como mentalmente. Ninguno puede pitar bien si llega atormentado por sus asesores y hasta amenazado en el aspecto económico porque el no recibir una futura designación golpea seriamente sus bolsillos y de eso viven.
Basta de injusticias. El arbitraje mexicano tiene muy buena reputación a nivel internacional y creo que eso no se puede perder. Siento, por parte de los silbantes, un gran compromiso. Hay voluntad. Quieren salir adelante, a pesar de que sus propios colegas, esos que alguna vez fueron árbitros y hoy tienen un micrófono en la mano, parecen los más sanguinarios enemigos.
Sin embargo, tampoco se puede vivir bajo una dictadura. Así como estamos hartos de la violencia en el futbol, lo mismo pasa con la presencia de esos directivos que creen ayudar y la verdad es que terminan perjudicando al propio futbol. Entiendo que haya alguien que pueda ser muy bueno para la administración y que económicamente favorezca a su empresa, pero no por eso domina todas las áreas. Zapatero a tus zapatos. La Comisión de Árbitros debe estar regida por gente que sabe del tema. Es una gran injusticia haberle entregado toda una vida al arbitraje para que vengan dirigentes incompetentes a mandar en esas áreas. Podrán ser muy buenos en otras, pero ahí hay que dejar a los que se la rifaban en partidos realmente complicados. Tal vez requieran de algún apoyo administrativo, pero en las charlas técnicas, Compeán, Decio, Bonilla y Mancilla, salen sobrando. Les paso todavía a don Aarón Padilla que como ex jugador podría hacer algunos comentarios sobre ciertas jugadas, pero aquí mismo podría enlistar a una serie de directivos que pasaron por la Comisión de Árbitros, y que nada bueno dejaron. Basta decir que ahí estuvo el propio Héctor González Iñárritu, quien ahora es director de Selecciones Nacionales, y antes, junto con Mancilla fue directivo del América. Es decir, por donde se le busque, aparece gente de Televisa. Y lo más chistoso de todo es que se quejan de ayuda arbitral al León.
Es decir, estamos llegando a punto en el que la renovación es inevitable. La Comisión se cansó de cambios inapropiados, de no tener en los cargos importantes a las personas adecuadas.
Luego, para colmo, aparece “Chiquimarco”, quien me cae de maravilla, pero le dio el mismo síndrome que a los Brizio, los Ramos Rizo y todos los demás que una vez fuera del arbitraje, hablaron de todo lo que estaba mal. Ahí sí, como que no se vale. Creo que si aman realmente el arbitraje, hoy deben ayudar a sus compañeros en desgracia. Si el momento era antes o después, eso no importa. Yo sé que todos ellos sabían que esto iba a pasar. Que la bomba iba a estar en su momento, en la fecha 1, en la 10, en la 15 o en la Liguilla, pero algo tenía que ocurrir y sucedió ahora.
Tiene razón Marco Antonio Rodríguez, Justino les prometió, desde hace tiempo, muchas cosas que no cumplió. ¿Las cumplirá ahora? Espero que por el bien del futbol, los árbitros ya puedan estar mejor, y trabajar tranquilos. Sé que errores habrá siempre, pero también ellos tienen el derecho de salir a disfrutar su trabajo y era evidente que con tantas presiones ya lo estaban sufriendo. Una última cosa, los dueños de los clubes ya tienen otro motivo para hacer un balance a fondo del momento que vive el futbol mexicano.