Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

6, enero 2015 - 11:24

06 de enero de 2015. Salvador Aguilera

LOS Reyes Magos ya repartieron los regalos y como no todos se portaron bien, hubo a quien de plano no le trajeron nada. Pero la bondad de Melchor, Gaspar y Baltasar es tan grande que por presentes no pararon.
Por ejemplo, me enteré que a Cuauhtémoc Blanco le trajeron un carrito de cuerda, el carrito ya lo tiró pero se quedó con la cuerda, para lo que será el último jalón de su carrera futbolística. Seis meses más y se retira.
A Carlos Vela le fue de manera fantástica, porque después de perderse el Mundial de Brasil 2014, le llegó un Xbox con el juego de la Copa del Mundo, en el que aparece su nombre y le puede hacer goles a Holanda en el partido de los octavos de final.
Por cierto, a Arjen Robben, a quien no debieron darle regalos, le trajeron una alberca que se puede inflar en cualquier parte para seguir practicando sus espectaculares clavados.
Ya que andamos por ese tipo de obsequios, al Chepo de la Torre le trajeron once salvavidas para sacar a flote a su Rebaño en esta nueva temporada. El que anda feliz es Gustavo Matosas con su nuevo traje de Birdman, el hombre pájaro, y dicen que se siente soñado con sus nuevos poderes.
A Javier el “Chicharito” Hernández también le trajeron su consola de videojuegos y en todos los partidos del Real Madrid aparece como titular. Me dicen que Raúl Jiménez pidió el mismo juego, pero que de inmediato le reclamó a los Reyes Magos y regresó el juguete porque no aparece en la lista de jugadores del Atlético de Madrid, sólo con el América.
Cómo serán de bondadosos los Reyes Magos que hasta le trajeron regalos a Ángel Reyna, a quien le dejaron diversas máscaras de luchadores, guantes de box y zapatos como los de Cristiano Ronaldo, porque sigue siendo proyecto de luchador, boxeador y futbolista.
Me caen tan bien los Reyes Magos porque además son muy justos con todos los obsequios que entregan. A Ronaldinho, que sigue resolviendo “problemas personales” le trajeron refuerzos, porque las chicas con las que pasó el año nuevo, ya no le aguantaron el paso y ahora disfruta de unas nuevas barbies que están de campeonato. ¡Qué envidia!
A Justino Compeán, le fue como nunca, le trajeron un juego de té para invitar a todos sus amigos de la Concacaf, a ver si así los convence para llegar a tener un cargo importante en la FIFA.
También presumió sus obsequios Decio de María, a quien le llegaron todos los álbumes de las mejores Ligas del Mundo, y así puede intercambiar las estampas de la Liga MX. Por ejemplo, él da a Marco Fabián y a cambio puede recibir a Messi. Bueno, en ese juego, el soñar no cuesta nada. Al pobre de Enrique Bonilla sólo le trajeron un “Señor Cara de Papa”.
En el caso de los árbitros, a un par les adelantaron su gafete FIFA, como sucedió con Óscar Macías Romo y Luis Enrique Santander. En cambio, a Fernando Guerrero, quien ya tenía su gafete FIFA le trajeron el Premundial Sub-20 en Jamaica. A Paco Chacón, una báscula y a Roberto García Orozco una solicitud de empleo para que busque chamba en otro lado. Ah y a Paúl Delgadillo una moto para que llegue a tiempo a todas las jugadas. Bueno, lo importante es que hubo regalo para todos. Si me faltó mencionar más regalos, no olviden escribirme.

LECTORES
Correo: salvador@esto.com.mx
Twitter: @salvadoraguil67 y en Facebook
Nuestra página: estoenlinea.oem.com.mx