Con la tecnología de Google Traductor

Desde tierras mundialistas. Alberto Lati

Itzel Ubiarco

5, noviembre 2014 - 8:56

05 noviembre 2014. Alberto Lati

BRASIL intenta bendecir a sus Olímpicos a través de muchos caminos, pero uno de los más recurrentes ha sido el legado ecológico.
Se ha anunciado que las medallas que se distribuyan a los tres primeros de cada competencia estarán conformadas parcialmente por material reciclado de equipo eléctrico. ¿En qué porcentaje? ¿Bajo qué proceso? ¿Con qué aporte al medio ambiente? Preguntas cuya respuesta de momento no se conoce, aunque no deja de ser relevante el buscar apoyarse en material reciclaje para algo tan significativo como las preseas mismas.
Hagamos un rápido repaso de las diversas propuestas en este rubro: las medallas de Londres 2012 son reconocibles a las demás por la presencia del particular logotipo de esta justa, acompañado por el río Támesis. Por su parte, Beijing 2008 revolucionó al incrustar jade a estos metales; Atenas 2004 mostraba el texto en griego antiguo de una oda olímpica de Píndaro; en Sydney 2000 aparecía la casa de la ópera de esta ciudad australiana; en Atlanta 96 el mensaje era alusivo al centenario olímpico; en Barcelona 92 un simple logotipo de esa edición; en Seúl 88, una paloma de la paz (referencia al afán de acabar con la disputa entre las dos Coreas y tras tanto boicot político en los tres Olímpicos precedentes); en Los Ángeles 84, un atleta de la antigüedad a hombros; en Moscú 80, una enorme flama; en Montreal 76, una corona de hojas de laurel; en Múnich 72, Cástor y Pólux, hijos de Zeus; de Ámsterdam 28 a México 68, el mismo diseño retomado en Los Ángeles 84, del atleta cargado; en París 24, un vencedor da la mano al derrotado; en Amberes 20, un deportista victorioso; en Estocolmo 12, dos ángeles coronando al campeón; en Londres 08, el patrón de Inglaterra, San Jorge; en San Luis 04, numerosas figuras deportivas de la Grecia clásica; en París 1900, a una cara el Partenón, a la otra la capital francesa; y en Atenas 1896, el rostro de Zeus.
Importante aclarar que fue en Estocolmo 1912 cuando se instauró el sistema de oro al primer sitio, plata al segundo y bronce al tercero; hasta antes, solía entregarse presea plateada al ganador.
Cuatro años atrás, uno de los mayores misterios fue en qué punto de Gales se acuñaron las medallas de Londres 2012, algo tan hermético como un secreto de estado.
Ahora, se sabe que el responsable es la Casa de la Moneda brasileña y lo del material reciclado, aunque se mantiene en suspenso el diseño que acompañará a las dos carátulas del premio que recibirán casi cinco mil deportistas.
Twitter/albertolati