Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

ESTO

3, marzo 2015 - 10:04

03 marzo 2015. Salvador Aguilera

ME parecería precipitado tomar una decisión en contra de Memo Vázquez, pero el partido contra Morelia será determinante, porque el público universitario ejercerá una fuerte presión si el resultado es adverso.
Ayer, los jugadores universitarios no quisieron hablar, pero no es necesario que lo hagan; saben que deben ganar si realmente quieren respaldar a su técnico. La directiva ya cumplió con el protocolo que se suele emplear en estos casos de emergencia y le dio el respaldo total a su director técnico.
No deja de ser preocupante lo que le sucede a los Pumas. Muchos han de creer que lo que le pasa es por falta de trabajo en sus fuerzas básicas y que su cantera dejó de producir como antes lo hacía. Lo que nunca se dice es que esta afamada cantera universitaria no tenía antes tanta competencia. Hoy hay clubes que hacen mejor esa labor y le ofrecen un mejor panorama a los jóvenes futbolistas que quieren llegar a la Primera División.
La labor de producir futbolistas no es nada sencillo. Se requiere también de una inversión muy importante, y creo que a los Pumas, económicamente, ya no les alcanza. Antonio Sancho, en su momento, logró resolver los problemas que había a su llegada, pero hoy hay un nuevo conflicto: sacar al equipo de un lugar indigno, como lo es el fondo de la tabla.
Es muy común en el futbol mexicano que a un técnico que ya fue campeón y exitoso, se le critique cuando no logra buenos resultados. Totalmente válido, pero no por eso es incapaz o se ha convertido en un mal técnico. Le pasó a Enrique Meza, también al Chepo y a muchos más. Ser entrenador es complicadísimo y creo que Memo tiene la capacidad para hacer reaccionar al equipo; en dado caso de que sea cesado, no tendrá problema para volver. Hay que tener un poco de memoria y recordar que fue campeón con Pumas, que conquistó la Copa MX con Cruz Azul y que incluso logró muy rápido un subcampeonato con los celestes, aunque esa final haya resultado un duro golpe para todos los cementeros.
Insisto, la capacidad del técnico no está en duda. Yo me iría, más bien, sobre algunos jugadores que no rinden, que deberían tener un poco más de vergüenza. Es increíble que tengan la posibilidad de jugar y no se esfuercen al máximo. En el caso de los mexicanos, difícilmente serán tomados en cuenta para la Selección. Javier Cortés está en el peor nivel de su carrera, creo que David Cabrera tampoco puede estar conforme con su rendimiento y así me puedo seguir con algunos chavos como Fuentes, Van Rakin, Herrera y compañía que han tenido un torneo para el olvido. Si tienen autocrítica aceptarán que no han estado a la altura del prestigio y exigencia de un equipo como lo es el Club Universidad. Contra Morelia, al menos, se debe ver otra actitud. El equipo ya tocó fondo y creo que la mejoría pasará más por los jugadores que por el director técnico.