Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

ESTO

2, marzo 2015 - 11:19

02 marzo 2015. Salvador Aguilera

EL sistema de descenso de la Liga MX está perfectamente establecido desde hace años. Nos guste o no, hoy tiene contra la pared a varios equipos, principalmente a la Universidad de Guadalajara, a la que seguramente le gustaría que el último de la tabla perdiera la categoría. Si así fuera, Pumas estaría en graves problemas en estos momentos. Por eso existe el sistema de porcentajes, porque es una forma de protección ante una mala temporada. Hay forma de recuperarse y eso es lo que Chivas está haciendo justamente ahora.
Gran victoria la que obtuvo ayer el Rebaño frente al Monterrey, y creo que el Guadalajara ya es toda una realidad. Su volumen de juego y su contundencia hablan de un despegue importante para el equipo del Chepo. Cinco goles en los últimos dos partidos, le quitaron el invicto a Cruz Azul la semana pasada y hasta Aldo de Nigris anda enrachado.
El panorama es otro para los tapatíos, que en lugar de pensar en el descenso, le están apuntando ahora a la Liguilla y así, automáticamente, llegará la salvación. Creo que las Chivas ya cambiaron de canal y con los 14 puntos que tienen se han motivado bastante, como para aspirar a algo más que mantener la categoría. Nunca dudé sobre este tema. No me imagino al Rebaño descendido y futbolísticamente ya no están para eso. Me da gusto por José Manuel de la Torre, a quien le fue mal en la Selección, pero no por eso es un mal técnico, al contrario. Traerlo ha sido un acierto, porque no es fácil manejar tanta presión y el Chepo ha levantado a las Chivas. El 3-0 a Rayados habla por sí solo.
Los que me preocupan ahora son los Pumas. El equipo se ha ido al fondo. Cuando parecía que con la llegada de Memo Vázquez, los malos resultados se habían alejado, nos damos cuenta que han vuelto y que una nueva crisis es evidente. El peor equipo del torneo ya no es el Morelia, sino el Club Universidad, y las protestas no se han hecho esperar. Hay molestia. La afición auriazul es fantástica, y así como es de entregada, también es exigente. Cuando algo no le gusta, no se lo calla. En redes sociales ya hay una cascada de protestas contra la directiva, que no se puede quedar con los brazos cruzados ante el mal momento que están viviendo. No digo que alguien se tenga que ir, simplemente que urge una reacción, porque ya son varias derrotas y un montón de goles en contra. Eso no es normal en los Pumas y tanto la directiva, como el cuerpo técnico y los jugadores deberán entender que el enojo de sus aficionados es completamente normal. Al Morelia habrá que ganarle a como dé lugar.
Y si por ahí me dicen que el público del Cruz Azul también está molesto, pues tienen razón. Todo iba muy bien y de pronto se acabaron los triunfos y llegaron las derrotas, dos en forma consecutiva y sigue un duelo durísimo contra el Atlas.
Miren lo que son las cosas y lo que provoca la lucha por no descender, los máximos goleadores del torneo son Alustiza y Furch, ambos con seis goles y pertenecen a equipos que luchan por la permanencia, Puebla y Veracruz, respectivamente.
Anoche tuve una amena charla con Alfonso Sosa, quien la ha sufrido con los Leones Negros, pero espera que la victoria ante el América le sirva a su equipo para tener más triunfos en la segunda parte del torneo y así alcanzar la salvación. Tarea complicada, pero Poncho es hombre de retos.