Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

2, enero 2015 - 11:26

01 de enero de 2015. Salvador Aguilera

YA estamos en el 2015.
Y empezamos con el ánimo renovado, como sucede al inicio de un nuevo año en el que el optimismo, la fuerza y la ilusión están a tope.
El camino es largo, los retos siempre son complicados, pero no hay otra forma de ver la vida, porque nada es fácil y hay que trabajar con entrega y pasión para alcanzar todos los objetivos.
Seguramente así piensa también el técnico de las Chivas, José Manuel de la Torre, quien tendrá que llevar al Rebaño a varias metas que están bien claras, la primera de ellas será la salvación. Una vez alcanzado ese primer objetivo, el Guadalajara tendrá que ir por más, ya que no podrá conformarse con sólo librar el descenso.
El primer rival del Chepo serán los Jaguares de Chiapas, el 10 de enero. El arranque no será fácil por la buena temporada que hicieron los chiapanecos el año pasado. Los buenos resultados para los rojiblancos tendrán que llegar de manera inmediata porque de otra forma la presión se incrementará. Aparte de todo, la competencia directa de los rojiblancos será contra el Puebla y la raquítica ventaja de tres puntos que le sacan a los camoteros debe preocupar en extremo a los tapatíos.
Por eso es que al mal tiempo buena cara y es que el Chepo así necesita mostrarse frente a los reflectores y, sobre todo, ante sus dirigidos, a los que debe devolver la confianza perdida en años recientes. Ya después veremos cómo le va al Veracruz y a la UdeG que también pueden irse a los últimos lugares en la tabla de cocientes.
De la Torre está consciente de toda esta situación y aunque su sonrisa en este año nuevo pareciera hablar de una temporada de ensueño, la realidad es que no hay margen de error: “El mejor Año Nuevo es el que viene, los otros ya quedaron atrás”, dijo el timonel, quien tampoco puede quejarse en el tema de refuerzos.
Y mientras las Chivas hacen cuentas de la problemática porcentual, en el América los objetivos son muy diferentes. El odiado rival del Guadalajara aspira a hacer historia y en esa medida amenaza con incrementar su ventaja de títulos. Así lo manifestó ayer el presidente deportivo de las Águilas, Ricardo Peláez, quien sin ningún titubeo hizo ver que la vara del americanismo es alta y la piensan hacer valer, luego del arribo del estratega Gustavo Matosas y de las piezas que han traído para reforzar hasta los dientes a la nave emplumada.
La diferencia entre azulcremas y rojiblancos es que los de Coapa no tienen ningún problema con el porcentaje, ni lo tendrán si mantienen el nivel de los últimos torneos. La meta americanista es ir por la estrella número trece de su historia, además de alcanzar un boleto al Mundial de Clubes.
Todo a pesar de que hoy partirá su capitán, Miguel Layún, quien ayer atendió a ESTO ante su nueva aventura europea. El jugador está motivado ante este nuevo reto, y es bueno comenzar así el año. Hay que tener propósitos, hay que luchar por ellos y si alguien sabe de tener buena mentalidad y sobreponerse a todo, es justamente Miguel Layún, a quien le deseo mucho éxito.

LECTORES
Correo: salvador@esto.com.mx
Twitter: @salvadoraguil67 y en Facebook
Nuestra página: estoenlinea.oem.com.mx