13, agosto 2015 - 12:01

┃ ESTO

rodgers

El mariscal de campo de los Packers de Green Bay,  Aaron Rodgers se ha mostrado crítico con el cambio de la regla del punto extra que ha sido introducido esta temporada en la competición de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL). Los dueños de los equipos decidieron la pasada primavera que durante la temporada del 2015 el punto extra después de haber conseguido una anotación tendrá que hacerse desde la yarda 15 a diferencia de la dos que se hacía hasta ahora. Mientras que si se deciden a intentar la conversión de dos puntos tendrán que iniciar la jugada desde la yarda dos y si en la misma los defensores roban el balón y lo ponen detrás de la línea de protección el equipo rival entonces tendrá un valor de dos puntos. Rodgers considera que en los estadios donde hace mucho frío, agua, viento y nieve, el convertir un gol de campo ('field goal') de 33 yardas no es nada fácil ni garantiza el acierto sino que los pateadores tienen mostrar una gran clase y talento. Mientras que el incentivar los dos puntos en los robos de balón o interceptaciones implica que habrá mayor dureza en la jugada de la conversión, aunque reconoció que el cambio hará que haya más emoción y suspenso. Por su parte, la NFL insiste que el cambio reforzará el talento que deben tener los pateadores que se verán forzados a acertar desde la yarda 33 y hará que los aficionados disfruten de la mayor emoción que se va a generar con la decisión que puedan tomar los entrenadores en jefes de los equipos a la hora de irse al punto extra o la conversión de dos después del "touchdown". "Se ha convertido en una jugada muy importante, especialmente en invierno en Green Bay, cuando ningún gol de campo está garantizado", argumentó Rodgers. "Lo mismo sucede en otros campos y será una decisión interesante. ¿Vas por los dos puntos o buscas el gol de campo de 33 yardas?". También reconoció que a partir de ahora la jugada ya no está muerta. Si hay una interceptación o un balón suelto, se puede devolver, por lo que surgen algunos temas de seguridad del jugador en esa acción. "De cualquier manera, aunque el cambio puede convertir a la jugada más emocionante, me sigue gustando el punto extra desde donde estaba". EFE