Con la tecnología de Google Traductor

Mira

17, julio 2014 - 9:30

┃ Javier Juárez

fut-ame-oribe-redes

FOTO: ÉRIK ESTRELLA

EL primer compromiso de Oribe Peralta como Águila está a la vuelta de la esquina, América visita al campeón León el próximo sábado, club en el que el “Cepillo” militó durante el Apertura 2003 y el Clausura 2004, incluso se coronó campeón en su segunda campaña como esmeralda, pero más allá de los goles y alegrías que vivió en el Bajío, el tesoro más grande que le dejó la ciudad zapatera fue al amor de su vida: Mónica Quintana.
“León fue una etapa muy importante en mi carrera, encontré regularidad, desafortunadamente no se logró el objetivo de ascender”, recordó el “Cepillo”.
Peralta hizo una pausa y reveló: “Le tengo mucho cariño a la ciudad, lo mejor que me dejó es a mi esposa, ella es de allá”, recordó Peralta con emoción.
El sábado Mónica tendrá un dilema, ¿a quién apoyar?: “Ella le va al León, (ríe), pero si ganamos le irá al América, no hay problema”, detalló Peralta con una sonrisa en el rostro.

CON EL PIE DERECHO
Más allá de lo sentimental que significa enfrentar a La Fiera, Peralta está decidido a rugir desde el inicio del torneo: “Tenemos que iniciar con un triunfo, siempre es importante ganar, León es un equipo complicado, por algo es el campeón”, explicó el “Hermoso” en su primera entrevista en exclusiva como jugador del América.