Con la tecnología de Google Traductor

23, junio 2024 - 22:07

┃ Miguel Ángel Mujica

Los jugadores de México hicieron esperar a los aficionados por una foto / Foto: Oswaldo Figueroa

Los Ángeles.- La palabra unión ha sido utilizada por todas las redes sociales y jugadores de la Selección de México, a su llegada a Los Ángeles, todo parecía quedar de lado. El Tricolor dejó con la emoción a los aficionados hasta el final. Jordi Cortizo, Marcelo Flores, Carlos Acevedo, entre otros, fueron de los pocos que quisieron salir a atender a los presentes, quienes se fueron con una sonrisa luego de más de tres horas a en el lugar.

TAL VEZ TE INTERESE: La desastrosa racha goleadora que tiene la Selección Mexicana en torneos oficiales

La espera fue larga, los niños pedían que sus ídolos aparecieran. Los más grandes mostraron la esperanza y conforme el atardecer llegaba al sitio, la desesperación fue a mayor.
Cerca de las 19:30 de la tarde, las patrullas comenzaron a sonar. La gente se alistó con playeras y pancartas listas para ser firmadas. El autobús del equipo de todos apareció en el horizonte, pero distinto a lo que siempre sucede cuando arriban a la ciudad, el camión enfiló hacia la parte trasera del lugar.

Foto: Oswaldo Figueroa

Los incondicionales no lo podían creer. Los infantes les gritaron a sus ídolos y no recibieron respuesta alguna. Ningún jugador o miembro del cuerpo técnico se acercó a los seguidores, todos les gritaron. “Julián, Julián”, “Santi, Santi”, la situación no cambió ni con Jaime Lozano.

Uriel Antuna, uno de los más pedidos de México pero que no se acercó a los aficionados

Uno de los jugadores que levantó a las masas de la Selección de México fue Antuna. “Uriel, Uriel”, se escuchó a lo lejos, pero el volante del Cruz Azul ni se inmutó. El desfile continuó y muchos, al ver la nula respuesta, decidieron retirarse del lugar.
El último en bajar fue Edson Álvarez. El volante
del West Ham llegó con muletas y subió poco a poco, la situación no le ayudó, el desgarre sigue doliéndole, al punto que será evaluado este lunes y en caso de no tener chances de volver, será dado de baja.

Foto: Oswaldo Figueroa

La espera surtió efecto. Los aficionados observaron a algunos futbolistas cerca de una puerta lateral y con todas sus fuerzas, gritaron los nombres de los jugadores. Primero fue Jordi Cortizo, después Uriel Antuna, Marcelo Flores y hasta Carlos Acevedo, la permanencia en el lugar surtió efecto, todos se fueron contentos con las firmas y fotos de varios de sus ídolos.
Así llegó México a Los Ángeles, con la encomienda de cuidar a Edson Álvarez, pero con la muestra de que se acercarán a sus seguidores pese a las negativas del hotel de concentración donde están albergados.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas