Con la tecnología de Google Traductor

PARÍS 2024

18, junio 2024 - 18:58

┃ Cristobal Morales

Abu Maraheel fue el primer atleta palestino en participar en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Foto: Cortesía

Majed Abu Maraheel, el primer atleta palestino que compitió en unos Juegos Olímpicos. Falleció en la Franja de Gaza tras una falla de riñón que fue provocada por no tratarse una enfermedad debido a la escasez de medicamentos que los bombardeos de Israel a dicha zona, ha dejado.

TE GUSTARÍA: Chicharito Hernández, Canelo Álvarez y los deportistas que fueron felicitados por el Día del Padre

Maraheel, quien fuera corredor de distancia. Hizo historia en Atlanta 1996 cuando pudo competir en la prueba de los 10 kilómetros, siendo el primero de 21 atletas palestinos que han podido participar en una justa olímpica.

Su muerte se dio dentro del campo de refugiados de Nuseirat. Los testigos indican que se debió a la falta de medicinas debido al bloqueo que Israel ha impuesto a todo el territorio palestino durante el conflicto armado.

Su propio hermano fue quien dio a conocer la noticia y a pesar de los esfuerzos por llevarlo a Egipto para recibir la ayuda médica necesaria. Las fuerzas armadas de Israel no permitieron la salida de Abu Maraheel, lo que terminó por quitarle la oportunidad de sobrevivir al conocido atleta olímpico.

ABU MARAHEEL, UNA DE LAS FIGURAS MÁS IMPORTANTES DE PALESTINA

Abu Maraheel es probablemente la figura deportiva más importante en la historia de Palestina. Por lo que su pérdida dolió bastante en el pueblo de aquel país.

Desde que dio inicio el conflicto entre Israel y Palestina. Se creen que entre 1000 y 1500 personas han perdido la vida por fallas en los riñones y gran parte de ellos, fallecieron debido a falta de medicamentos, tal y como le sucedió al atleta olímpico.

¿A QUÉ SE DEDICA MAJED ABU MARAHEEL EN LA ACTUALIDAD?

Después de retirarse de la alta competencia. El corredor palestino se dedicó a entrenar jóvenes atletas que buscaban poner a Palestina en el mapa mundial del deporte. Tras lograr llevar a Nader el-Masri a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Abu Maraheel fue considerado una leyenda del deporte en aquella zona del Lejano Oriente.

Además de entrenar nuevas generaciones. También trabajaba como jornalero en Israel, hasta que explotó el conflicto armado, por lo que fue deportado a su país de origen.