Con la tecnología de Google Traductor

13, junio 2024 - 18:59

┃ José Ángel Rueda

Citlalli Ortiz ganó su clasificación a París 2024 en Tailanda / Foto: Luis Garduño

En el Valle de Coachella, al sur de California, Citlalli Ortiz es vista como una mujer trabajadora. No es algo extraño en aquel lugar en el que abunda la población mexico-americana, y cada una de las personas que sale a trabajar lo hace como persiguiendo un sueño. El de la boxeadora, por ejemplo, es el de ganar una medalla en los Juegos Olímpicos de París 2024, por eso de hace años consiguió trabajo en un restaurante para costear sus gastos de su preparación sin tenerle que pedir nada a nadie.

Te podría interesar: Presidente de Federación Mexicana de Boxeo visualiza gran ÉXITO en París 2024

Aunque en un principio, la nacida en Rancho Mirage, un pequeño poblado californiano con poco menos de 15 mil habitantes, era parte del equipo de los Estados Unidos, el no haber sido valorada, a pesar de haber ganado en siete ocasiones el campeonato nacional, le permitió tomar la decisión de defender la bandera tricolor. Alentada por las raíces de sus padres y la rica historia del boxeo mexicano, Citlalli se integró a la selección nacional en el 2018, donde pronto destacó por su estilo bravío y su valentía para pelear en la categoría de los 75 kilogramos, más allá de no ser tan alta como la mayoría de sus rivales.

Citlalli Ortiz pelea en la categoría de los 75 kg. / Foto: Luis Garduño

Citlali Ortiz buscará la primera presea de México en Boxeo Femenil

La boxeadora no logró clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero eso no iba a detenerla en su sueño, y para París 2024 protagonizó un ciclo exitoso en el que subió al podio en los Juegos Centroamericanos de San Salvador y en los Juegos Panamericanos de Santiago, para posteriormente conseguir su boleto en el último clasificatorio, cuando ya no había mañana. El vértigo de sus peleas y la repercusión que ha tenido le han permitido revalidar una de las causas que la impulsaron a defender los colores de México y que buscará hacer realidad este verano, al convertirse en la primera boxeadora mexicana en ganar una presea olímpica, en una disciplina que le ha dado al país 13 medallas, todas ellas en la rama varonil.

Ortiz tendrá como meta una medalla / Foto: Ramón Romero

“La meta es una medalla olímpica para México. Una medalla olímpica en México te convierte en casi un héroe nacional. Ese es el plan, poner a México en alto y ojalá causar orgullo en todos los mexicanos y también en el boxeo mexicano, en el boxeo femenil. Seguir abriendo puertas y que vean que México sigue siendo fuerte en boxeo. Es hacer historia. Es abrir camino para los que siguen después”, dijo Ortiz, en entrevista con ESTO.

¿Quién es la máxima figura de Citlalli Ortiz?

La historia de Ortiz en el boxeo es casi una herencia familiar. Su padre Cipriano creció admirando las hazañas del peleador mexicano Salvador Sánchez y no dudó en encaminar a sus hijas por ese camino. “Al principio de mi carrera me obligaron básicamente a ir a entrenar. Fui el costal de mi hermana, que era a la que le llamaba la atención el boxeo”, recuerda Citlalli, con risas. Al paso de los años, sin embargo, la boxeadora le tomó el gusto a la disciplina e hizo caso de las indicaciones de su papá, quien también es su entrenador.

Si Citlalli tuviera que definir su estilo sería parecido al del mítico “Sal”. “Algo que él tenía era su condición, su resistencia. Entraba al primer round fresco, atacando, y así terminaba el round 15, casi igual, casi como si hubiera empezado a pelear. Es algo que mi papá y yo siempre tratamos de enfocarnos, que en una pelea no me vaya a cansar, no pensar que me tengo que ahorrar golpes o cosas así por cansancio”, dice.

Es precisamente esa cualidad la que le ha permitido pelear de tú a tú con rivales más grandes en estatura, pero no en corazón.

La emotiva clasificación a París 2024

La figura de su papá la tiene como un pilar en su carrera. Una vez que la peleadora mexicana aseguró su boleto a París 2024, en el clasificatorio de Tailandia, lo primero que hizo al bajar del ring fue abrazar a don Cipriano. En el llanto desconsolado, su padre solo atinó a decirle que la ama, y luego no pudo hablar, aunque todo estaba dicho. “Cuando empecé a boxear había muy pocas personas que tuvieron fe en mí.

Incluso hasta cuando yo he perdido la fe en mí misma o he dudado de mi potencial y de lo que puedo llegar a lograr, mi papá es el que ha mantenido esa confianza en mí, incluso cuando ni yo lo veía”.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

“Aún no asimilo todo. Todavía estoy absorbiendo todo lo que se viene. La verdad es un sentimiento muy bonito, un sentimiento de emoción, de satisfacción en mí misma. También mi papá tiene mucho que ver en este proceso, al igual que mi hermana. Cuando ellos dos me acompañaron en Tailandia, con este sueño que es de los tres, la verdad es un sentimiento inexplicable, pero es algo que no se termina aquí. El próximo sueño es una medalla olímpica, así que vamos a trabajar para eso”.

Citlalli Ortiz aún no decide si seguirá en el boxeo amateur

Cuando Citlalli Ortiz pensó que el sueño olímpico se escapaba después de no haber clasificado a Tokio 2020, la idea del profesionalismo tomó fuerza. La boxeadora incluso protagonizó algunas peleas, pero algo le decía que su camino aún estaba en el boxeo amateur y en la posibilidad de cerrar el ciclo como se debe, con unos Juegos Olímpicos.

“No me quería quedar inactiva, entonces tomamos la decisión de debutar. Hubo un tiempo donde yo ya había dejado ir esa idea del boxeo olímpico, quería enfocarme en el profesional, sabiendo que con pocas peleas es más fácil alcanzar un campeonato. Pero yo me quedé con esa espinita. Los Juegos Olímpicos son la meta de un boxeador amateur para poder cerrar bien e irse a gusto, es algo que se tiene que cumplir”, explicó.

Ya con el boleto a París 2024, Ortiz aún no define lo que pasará después del verano. La posibilidad de mantenerse en el amateur y buscar su pase a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, la ciudad en la que creció, ha generado un férreo debate con su padre.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

“Después de los Juegos aún no tengo muy claro si quisiera esperar al próximo ciclo. A mí me encanta el boxeo amateur. Es algo que luego mi papá y yo estamos ahí alegando, porque le digo que no es cualquier cosa. Sí va a haber pláticas de si me espero a otros ciclos o avanzó en el profesional, pero la verdad, ahorita lo más importante es una medalla”.