Con la tecnología de Google Traductor

6, junio 2024 - 21:19

┃ Guillermo Abogado González

Los Celtics prácticamente no dejaron responder a los Mavericks / Foto: AFP

La espera terminó, Boston y Dallas comenzaron la batalla por adueñarse del Larry O´Brien de la campaña 2023-2024. La quinteta de verde y blanco se agarró de la mayor experiencia que tienen sus jugadores en este tipo de encuentros para tomar el mando, aunado al empuje de la afición en el TD Garden y un gran regreso de Kristaps Porzingis. Del otro lado, los Mavs se colgaron demasiado de su estelar Luka Doncic y aunque el esloveno en muchas ocasiones puede resolver solo, en esta oportunidad le fue imposible, no obstante, sus 30 puntos son para reconocerse una vez más. Celtics tomó ventaja en el inicio de las Finales de la NBA con un contundente 107 a 89.

Te podría interesar: ¡Inician las NBA Finals! TODO lo que debes saber del Dallas Mavericks vs Boston Celtics

Desde el comienzo Boston quiso devorarse a su oponente y la muestra más clara es que empezó a bombardear con intentos de triples desde los primeros minutos para marcar la diferencia. De inmediato los de casa tuvieron un parcial de 7-0 lo que era un buen augurio. Si bien Doncic trató de meter a los suyos al juego, careció de acompañamiento, Kyrie fue muy pasivo.

En el primer cuarto con lluvia de triples Celtics tomó ventaja de 37-20 con una extraordinaria actuación de Kristaps Porzingis, quien desde el banquillo resurgió en estos playoffs luego de ausentarse ante Cleveland e Indiana. El letón aportó 11 unidades de inicio de los 20 que totalizó en el juego.

Ni Luka Doncic pudo parar el brutal ritmo de los Celtics

Mientras que Doncic andaba errático desde el perímetro, Boston mantuvo el ritmo a base de triples para estirar la diferencia a Porzingis se le sumaba Jaylen Brown con algún triple y hasta un robo sobre Doncic para hacer estallar el recinto. Los de Joe Mazzulla se fueron al descanso con ventaja de 63-42 con 11 de 27 triples, mientras que la visita apenas presumía de 3 de 13, ni Kyrie Irving, ni P.J, Washington aportaban lo suficiente.

Mavs mostró cierta mejoría en defensa, evitó que el rival le hiciera más daño de larga distancia y también comenzó a trabajar en la pintura en un esfuerzo dividido de sus jugadores. A pesar de que Boston llegó a tener diferencia de 29 puntos, Dallas revivió en el partido cuando se puso apenas a ocho unidades de desventaja con el 72-64, no obstante, todo fue un espejismo, cuando parecía que Celtics quitaba el pie del acelerador volvió a poner todo en orden con un 14-5 para ampliar la diferencia de nuevo.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Más allá de que Boston perdió los parciales del tercer y cuarto episodio lo hecho, sobre todo, en el primer cuarto, le permitió manejar con más calma el ritmo del encuentro. Celtics pegó primero, puso su marca en playoffs 13-2 y acumuló su octava victoria consecutiva. Además de los 13 triunfos, nueve de ellos fueron con diferencia mayor a 10 puntos.