Con la tecnología de Google Traductor

13, mayo 2024 - 19:40

┃ ESTO en línea

Alexis López y Miguel Carballo remaran en París en busca de una medalla olímpica. Foto: Juan Salazar

El sueño de conseguir una medalla será impulsado en cada una de las remadas que darán Alexis López y Miguel Carballo en su próxima participación en París 2024. Donde buscarán dar la mejor versión de un bote mexicano en unos Juegos Olímpicos.

TE GUSTARÍA: La llama olímpica está en Francia: así será su recorrido antes de llegar a París

Alexis y Miguel consiguieron una actuación histórica durante en el Campeonato Mundial de Remo que se disputó en Belgrado. Al convertirse en el primer equipo mexicano que logra la clasificación a olímpicos a través de una justa del orbe.

La dupla que representará a México en la justa veraniega se preparó en San Felipe, Baja California, lugar que vio nacer y crecer como atleta a Alexis López, antes de viajar a Europa para seguir su puesta a punto de cara al debut olímpico.

En una entrevista exclusiva. Alexis comentó que el entrenar en casa significa mucho para él, pues además de que las condiciones se prestan para hacer un buen trabajo, el tener a su familia cerca es un extra para él.


“Hay que aprovechar las corrientes de San Felipe y también a la familia, el tiempo en casa es muy importante porque vienen los campamentos. Estamos muy contentos, hay que disfrutar el camino porque esto nos lleva a la justa olímpica”, compartió el primer sanfelipense en clasificarse a unos Juegos Olímpicos.

Por otro lado. Miguel comentó que se siente contentó por el trabajo que están haciendo, y aunque es grande la expectativa de estar en sus primeros Juegos Olímpicos. Se mantiene tranquilo para no desbordar la emoción.

“Cuando pasó la competencia donde clasificamos, me di cuenta de que habían valido la pena todas las veces que me levanté temprano. Que seguí bien la dieta y que corrí el kilómetro que me hacía falta, que bueno que no tiré la toalla”, comentó Carballo.

Alexis mencionó que desde antes de la competencia en Belgrado ya sentía el apoyo de todo México. Y al regresar a casa después del evento se emocionó al recibir tantas muestras de cariño.

SUEÑAN CON UNA MEDALLA OLÍMPICA


Antes de lograr obtener la plaza, el sueño de Alexis y Miguel era el poder llegar a Olímpicos. Pero ahora con el boleto para París en la mano, su objetivo está puesto en conseguir una medalla.

“Ahora estamos centrados en el sueño más grande, dar nuestro máximo esfuerzo y ganar una medalla, estamos trabajando muy duro para ello y sabemos que podemos lograrlo”, compartió López, quien también aseguró que podrán ver la mejor actuación de un doble peso ligero en unas olimpiadas.

Miguel Carballo, oriundo de La Paz, Baja California Sur, aseguró que le gustaría dejar un buen recuerdo en la gente que los vea participando en ‘La Ciudad de la Luz’. Pues son dos jóvenes que han trabajado mucho para poder estar ahí.

“Quiero que perdure el cómo hacemos las cosas. Un bote de México puede pelear, ser el más peligroso y de los mejores del mundo, no por ser mexicanos somos débiles”, afirmó el atleta de 31 años.

Alexis López y Miguel Carballo son dos ejemplos de talento, esfuerzo y perseverancia. Su camino hacia París 2024 es una inspiración para las nuevas generaciones de deportistas mexicanos. Sin duda, estos jóvenes remeros están listos para hacer historia en la “Ciudad de la Luz”.

Los años le han permitido al remero Alexis López realizar con éxito la transición de promesa a realidad. Aquel niño que comenzó su historia en el deporte de alto rendimiento a través del programa de Talentos Deportivos de Baja California está listo para encarar la prueba más importante de toda su carrera: los Juegos Olímpicos de París 2024.

El nombre del remero oriundo del puerto de San Felipe ha sonado con fuerza desde hace más de una década. Muy joven, en el lejano 2015, Alexis López ganó la medalla de oro en el Campeonato Mundial Bajo Techo, en Boston, en la categoría ligero junior, aquel título le permitió potenciar sus sueños en la disciplina, pero, sobre todo, fue una manera de probar el alcance que tenía arriba de su bote.

A través de los años, y conforme fue superando las distintas categorías. López se convirtió en el mejor del continente al ganar medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto, Lima y Santiago, las dos primeras junto a Alan Armenta, y la última junto a Miguel Carballo.

López también se ha consagrado como uno de los mejores representantes de la región. Al brillar con múltiples preseas doradas en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla 2018 y San Salvador 2023.

Al margen del éxito continental, no logró conseguir su boleto para los Juegos Olímpicos de Río 2016 y Tokio 2020. El destino, sin embargo, le tenía reservada la posibilidad de cumplir su sueño en París, junto a Miguel Carballo, el compañero con el que logró explotar todas sus cualidades.

Cuando terminó el preolímpico de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el remero Miguel Carballo se tomó unos meses para definir su futuro. Junto a su compañero Rafael Mejía, el equipo tricolor no pudo meterse entre los tres primeros, por lo que el sueño olímpico terminó.

A pesar de que el golpe fue duro, Carballo decidió volver con la intención de encarar un nuevo ciclo. En su espalda cargaba con más de una década dedicada al alto rendimiento y la fe inquebrantable de conseguir el boleto. Fue entonces que en el camino coincidió con Alexis López, un remero más joven con el cual conformaría una dupla plagada de experiencia y juventud.

MIGUEL CARBALLO TUVO SU MEJOR REGATA DE SU VIDA

Tras conseguir su boleto en el Campeonato Mundial de Belgrado. La cual consideró como la “mejor regata de su vida”, todo valió la pena para Carballo. Aquel niño que soñaba con ser deportista y que encontró en las aguas bajacalifornianas un lugar donde poder desarrollar su pasión.

En el camino, Carballo ha participado en tres Juegos Panamericanos, con Toronto 2015 como el inicio del camino y Santiago 2023 como la culminación.

En aquella primera justa el remero no logró subir al podio. Sin embargo, en Lima 2019 se colgó la medalla de bronce. En aguas chilenas, finalmente cumplió con el sueño dorado, al coronarse junto a Alexis López.

A sus 31 años, Carballo se prepara para participar en sus primeros Juegos Olímpicos, y los que falten.