Con la tecnología de Google Traductor

Mira

3, abril 2024 - 6:00

┃ José Ángel Rueda

Los atletas han tenido que acostumbrarse a las condiciones / Diseño: Noe López

Un manto de contaminación y residuos de los feroces incendios forestales terminaron con el horizonte de la Ciudad de México. Parece hasta mentira que apenas hace cuatro meses la vista del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl enamoraba a los capitalinos. Los volcanes, con sus puntas nevadas, y esa imagen nítida que ahora, en pleno mes de abril, parece una utopía. La contaminación hoy afecta a todos, incluyendo a los atletas de alto rendimiento.

Tal vez te interese: Verónica Palma, corredora rarámuri, confesó su reacción al ver las luces de Las Vegas

Los habitantes de la zona metropolitana se han acostumbrado a ver el mundo a través de esa perenne capa de smog. Como si los efectos nocivos de la mala calidad del aire fueran más una condena de la que es imposible escapar. La vida sigue, con sus contingencias, con el ardor de ojos y garganta, con el olor a quemado, con sus eventos al aire libre. Todo ello, más allá de las recomendaciones de las autoridades de evitarlos.

En ese ambiente, también, los deportistas de alto rendimiento que entrenan en la capital mexicana se preparan para los Juegos Olímpicos de París 2024. A cuatro meses de la justa veraniega, el tiempo es reducido y hay que adaptarse a las circunstancias. Las pistas de tartán del Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR) y el Comité Olímpico Mexicano (COM) mantienen su actividad normal, más allá de que el aire, por momentos, sea irrespirable.

Producto de la denominada “Temporada de ozono”, la cual suele presentarse de febrero a junio en la Zona Metropolitana del Valle de México y tiene como principal característica un clima seco en el que la escasez de vientos, la poca humedad y la intensa radiación solar favorece una permanencia más prolongada del ozono en la atmósfera. De acuerdo a los datos de IQAir, empresa especializada en la calidad del aire, la CDMX ocupa el lugar 30 entre las ciudades más contaminadas del mundo.

Foto: Luis Barrera | La Prensa

A los componentes de la contaminación se ha sumado el humo de los constantes incendios forestales que han quemado los bosques del área metropolitana. De acuerdo a información publicada por la Secretaría de Medio Ambiente, en lo que va del 2024 se tiene registro de 594 incendios forestales.

A pesar de que las autoridades recomiendan evitar actividades al aire libre, la naturaleza de algunas disciplinas impide hacerlo en espacios cerrados. Ante eso, los deportistas, en conjunto con los equipos multidisciplinarios, han desarrollado técnicas para que el impacto de la mala calidad de aire sea menor.

Entrenar en la CDMX te da la ventaja de la altitud, que te beneficia deportivamente. Lamentablemente ahorita tenemos el factor contaminación, que sí se siente, sobre todo en la garganta. Nosotros optamos por correr temprano, donde todavía no sale el vapor de cuando sale el sol, es la medida que hemos tomado. Otra de las medidas es estarme hidratando súper bien para que mi cuerpo resienta menos los efectos”, explicó a ESTO Mariana Arceo. La pentatleta realiza un campamento de altura en el CNAR.

La deportista extrema los cuidados tras el cuadro grave de COVID que padeció en el 2020 y que la obligó a mantener su base de entrenamientos en su natal Jalisco, y no en la capital, como lo hacía antes de la pandemia.

Los equipos médicos de las diversas instituciones también se mantienen al tanto para apoyar a los atletas. “Se les dan sugerencias sobre en qué lugares o en qué horarios entrenar. Obviamente lo que se procura es que ellos entrenen en lugares cerrados, y en caso de que fuera al aire libre que sea en lugares donde hay áreas verdes, eso ayuda a que mientras ellos estén entrenando no haya tanta concentración de monóxido de carbono sino al contrario, que haya una mayor concentración de de oxígeno”, explicó la doctora Viridiana Silva, jefa de los servicios médicos del COM, en plática con ESTO.

LA CONTAMINACIÓN, UN PROBLEMA GLOBAL

Con la contaminación como uno de los problemas globales, es decir, presente en la mayoría de las grandes urbes, los deportistas se han adaptado a las circunstancias. En la Ciudad de México, por ejemplo, diversos marchistas se trasladan de madrugada a bosques y parques colindantes con la intención de estar rodeados de vegetación.

“Más que alguna desventaja sería algún tipo de adaptación. En la mayoría de las ciudades del mundo hay este tema de contaminación. Obviamente va a depender de la cantidad de índices para poder considerar si sería un beneficio o estaría perjudicando. La ventaja que tienen los atletas mexicanos es que tampoco están mucho tiempo entrenando aquí en la ciudad. Muchos entrenan en los bosques o en los parques, en el Otomí, en el bosque de Tlalpan, en el Parque Bicentenario, en el Desierto de los Leones”, señaló la especialista.

“Las veces que entrenan aquí lo hacen en lugares donde hay árboles y tienden a entrenar muy temprano, cuando todavía no hay tanta concentración de carros, ni de nada”, agregó.

Foto: José Melton | La Prensa

IMPACTO A LA SALUD

Más allá de que los riesgos son mayores en la población infantil, los adultos mayores y las personas con padecimientos respiratorios, los deportistas no escapan de las consecuencias de estar expuestos por largos periodos de tiempo a un aire contaminado. “A nosotros nos han tocado atletas que hacen un entrenamiento corto, de media hora, en la tarde, y nos regresan con infección respiratoria, o el dolor en la garganta, o los ojos llorosos. Tenemos que estar dando como ese ajuste, o esa desintoxicación, por así decirlo. O meterles de treinta minutos a una hora, con oxígeno, para poder contrarrestar los síntomas”, explicó la especialista.

“Lo que nosotros procuramos hacer es un interrogatorio sobre qué tiempo estuvo entrenando, sobre las condiciones ambientales, para nosotros poder ayudar a un atleta a contrarrestar los síntomas que tiene, o buscar alguna alternativa. Ya sea decirle que entrena más temprano, más tarde, o que cada que vaya a entrenar se ponga su disparo del medicamento, o que tome algún medicamento para más alergias, y contrarrestar”, agregó.

Los síntomas son variados y dependen de cada organismo. “Pueden llegar a haber enfermedades principalmente respiratorias. De un inicio puede ser una alergia o ya puede provocar algún tipo de neumonía, alguna inflamación en los pulmones o lo que le llaman edema pulmonar. Y si fuera mucho tiempo, muchas horas de entrenamiento obviamente va a condicionar algunas enfermedades o algunos trastornos a nivel dolor de cabeza, a lo mejor palpitaciones en el corazón, sensación de que de que no pueden respirar”.

Aunque el principal daño se manifiesta en los pulmones, existen otras consecuencias, incluso cardiovasculares. “Al estar respirando aire contaminado lleno de monóxido de carbono, con algunos otros metales, lo que va a ocasionar es que esos metales se puedan meter al pulmón o hasta el mismo organismo o la sangre. La hemoglobina lo transporta a diferentes partes del cuerpo, pero donde principalmente se pudiera llegar a alojar este los pulmones”.

El servicio médico del COM está atento a este tipo de contingencias. Sobre todo con los atletas que presentan alergias, las cuales se agudizan en esta época inicial de la primavera.

No solo está la contaminación y los incendios forestales, sino también entramos en este cambio estacional, lo que vendría siendo la polinización. Hay plantas que empiezan a polinizar, y entonces se intensifican varios temas. Por eso es importante que todas las personas que sean alérgicas tengan en cuenta que si van a realizar alguna actividad al aire libre, siempre se acompañen de su medicamento de rescate”.

Foto: Adrián Vázquez

BUSCAR ALTERNATIVAS

Las instalaciones del Centro Nacional de Alto Rendimiento y el Centro Deportivo Olímpico Mexicano fungen como el corazón del alto rendimiento mexicano. Enclavados en el corazón del área metropolitana, ambos cuentan con múltiples ventajas, pero también les juega en contra el entorno capitalino. Para la pentatleta Mariana Arceo, resulta importante que en el futuro exista otro centro deportivo capaz de proporcionar las ventajas de la altura. Pero con un aire más puro.

“Estaría padrísimo que en un futuro se pudiera construir otro Centro de Alto Rendimiento que tuviera altura y que no tuviera la contaminación de la ciudad. Porque tanto el CNAR como el COM se encuentran en lugares muy céntricos. Donde no es lo óptimo para el desarrollo de los atletas en cuestión de contaminación. Por ahora es una situación que no es culpa ni de los atletas ni de los dirigentes. Es una situación que se ha generado y tenemos que encontrar la forma de unirnos”.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

RECOMENDACIONES ANTE INCENDIOS FORESTALES

  • Evita realizar actividad al aire libre y si tienes necesidad de estar en exteriores, utiliza cubrebocas KN-95.
  • En caso de contar con aire acondicionado utilizarlo en modo de “recirculación”.
  • No fumar, no encender velas, incienso o similares en interiores.
  • Mantén las ventanas y puertas cerradas.
  • Si el humo es intenso, coloca toallas húmedas en puertas y ventanas y evita utilizar lentes de contacto.
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí