Con la tecnología de Google Traductor

Mira

29, marzo 2024 - 20:12

┃ Guillermo Abogado González

Rays tuvo su revancha y le devolvió la dosis a Blue Jays / Foto: AFP

En el primer partido pasó desapercibido, estuvo controlado y Toronto Blue Jays ganó. Pero este viernes en el segundo encuentro de la serie pactada a cuatro duelos en el que también hubo presencia mexicana, Randy Arozarena despertó y colaboró en el triunfo de Tampa Bay Rays sobre la novena canadiense. Los anfitriones hicieron vibrar el Tropicana Field con el 8-2 en el electrónico.

Tal vez te interese: ¿Qué pasa con Julio Urías? Esto es lo que se sabe sobre el pitcher mexicano

Todo parecía estar controlado hasta que, en la tercera entrada, los Azulejos parecían repetir la dosis del Opening Day cuando en el tercer inning se pusieron adelante tras el jonrón en solitario por parte de George Springe, sin embargo, el arsenal ofensivo de la organización de Florida de inmediato reaccionó en el mismo rollo y se aprovechó de los pestañeos que tuvo Christopher Bassitt.

Rortvedt, Caballero y Díaz le llenaron las bases al abridor visitante y luego llegaría el turno de Brandon Lowe. El estadounidense conectó un batazo de cuatro esquinas por la pradera central para sellar el Grand Slam y la remontada por 4-1. En ese mismo episodio Arozarena pegó su primer imparable de la campaña. Aunque después fue sacudido con un doble play.

Para el quinto capítulo, Rayas estiró la ventaja con la remolcada de Arozarena, quien pegó sencillo por el central en beneficio de Yandy Díaz. En la parte baja de la sexta José Siri se burló de la defensiva de Blue Jays cuando se robó par de almohadillas y llegó hasta tierra prometida tras un fallo por jugada de selección.

En el octavo inning, Tampa Bay colocó llegó a las ocho rayitas gracias al inatrapable de Díaz que empujó a Rortvedt y Caballero hasta la registradora. Toronto descontó en el cierre después de un elevado de sacrificio por parte de Alejandro Kirk en el que Turner anotó.

AROZARENA Y SU GRAN PARTIDO

Arozarena se fue de 4-2 con una impulsada y un ponche, en tanto que Isaac Paredes de nuevo se fue en blanco, de 4-0 con par de chocolates, mientras que Alejandro Kirk en tres turnos con el madero firmó una producida. Este sábado ambas escuadras protagonizarán la tercera batalla entre ambos.

Aaron Civale, quien trabajó seis entradas y recetó seis ponches, se hizo de la victoria, mientras que Bassitt cargó con el descalabro, de poco sirvió su media docena de chocolates repartidos, el bambinazo con casa llena lo perjudicó en demasía.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí