Con la tecnología de Google Traductor

Mira

24, febrero 2024 - 20:55

┃ Rubén Beristáin

Después de 14 años fuera, Chivas volvió a ver jugar a Hernández Arte_Especial

Está de regreso. Su debut se esperaba hasta mediados de marzo, pero todo se adelantó debido a su buena condición física. Después de 13 años y 10 meses, Javier Hernández volvió a jugar con el Rebaño Sagrado en un escenario que se convirtió en una fiesta total en el estadio Akron. Y aunque sólo disputó menos de 10 minutos, el Chicharito fue quien se llevó todos los reflectores en su casa. La victoria de Chivas sobre Pumas sólo adornó su regreso esperado a la Liga MX.

Te podría interesar: Chicharito Hernández y el “Tridente de miedo” que formará con Cade Cowell y el “Piojo” Alvarado

Como pocas veces sucede en un campo de futbol. Todas las miradas estuvieron puestas en uno de los banquillo de suplentes del estadio Akron. Antes del inicio del partido, el delantero mexicano apareció entre los posibles revulsivos, fue el último en pisar la grama del inmueble tapatío para el calentamiento, pero fue el más ovacionado por los pocos asistentes que habían entrado hasta ese momento. El jugador agradeció el gesto mientras participaba en el famoso torito. Los flashes y las cámaras por todos lados lo enfocaban ante su posible debut en casa.

Durante el primer tiempo, el número 14 rojiblanco fue captado varias veces por la pantalla del Akron y en cuanto era visualizado, la afición explotaba en júbilo. A Hernández Balcazar se le notó ansioso y desesperado por entrar al campo al ver la inoperancia de sus compañeros en la zona ofensiva. Por eso cuando los futbolistas de casa se pararon de la banca y empezaron con calentamientos, el jugador una vez más recibió la ovación de los suyos.

EL DEBUT DE CHICHARITO HERNÁNDEZ VOLVIÓ LOCA A LA AFICIÓN DE CHIVAS

En el complemento comenzó sentado por orden del técnico Fernando Gago. Por eso las revoluciones en la tribuna se apagaron, pero fue al minuto 70 cuando se levantó una vez más con el marcador 2-0 a favor. Parecía que podía entrar en cualquier momento, pero Pumas descontó vía penalti, con todo y los reclamos de Hernández.

Fue al minuto 87 cuando finalmente ingresó por el Nene Beltrán. El 3-1, el dominio rojiblanco, todo se dio para que se presentara una vez más con el equipo de sus amores. Y aunque estuvo poco tiempo y la acción que más destacó fue cuando fue derribado por la defensa auriazul, el Chicharito está más que listo para una vez más ser el goleador de Chivas qué tanto espera su afición y al menos la mitad de todo México.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí