Con la tecnología de Google Traductor

Mira

22, febrero 2024 - 16:57

┃ Eduardo Pigeón

Santi Giménez jugó 78 minutos ante la Roma Foto_AFP

En una representación digna del escenario, en una metáfora del Coliseo romano, la Roma y el Feyenoord de Santi Giménez protagonizaron una verdadera batalla en el Olímpico. Tras el 1-1 en tiempo regular, 2-2 global, ambos equipos llevaron la contienda hasta los penaltis, donde Mile Svilar se convirtió en la figura al atajar dos disparos y darle el triunfo a los italianos, con marcador de 4-2, y el pase a los octavos de final de la Europa League.

Te podría interesar: Juicio Dani Alves: El futbolista fue condenado por agresión sexual

Fue un partido sumamente parejo, con emociones en ambas porterías, muy parecido a lo que fue el duelo de ida, en los Países Bajos, el cual terminó 1-1. La ventaja para el Feyenoord es que para este encuentro sí pudo contar con el mexicano Santiago Giménez, quien muy pronto dio dividendos al marcar el primero, apenas al minuto 5.

El “Bebote” dio muestras de su instinto goleador al estar atento a un tiro centro que lo agarró desprevenido, pero sus reflejos le permitieron meter el hombro para mandarla al fondo de las redes. A pesar de que los jugadores de la Roma pidieron mano, el silbante y el VAR concedieron el tanto.

FEYENOORD NO PUDO MANTENER EL RESULTADO

La mala noticia para los neerlandeses es que el gol cayó demasiado pronto, y dio oportunidad a los locales de reaccionar. No tardó la Loba en irse con todo en busca del empate, aunque eso representara dejar espacios en el fondo. Cerca estuvo el Feyenoord de aprovechar la condición tras un gran pase de Giménez a Wieffer. El mexicano dejó mano a mano al volante, sin embargo, estuvo errático en la definición ante el achique del arquero.

“El Bebote” volvió a encararse con los jugadores de la Roma / Foto: Reuters

Como bien dicen, el que perdona pierde y apenas minutos más tarde, el cuadro italiano consiguió el empate gracias a un gran disparo de Pellegrini, quien disparó a segundo palo desde la punta izquierda para dejar sin oportunidades al guardameta.

SANTI GIMÉNEZ LLEVABA OCHO ENCUENTROS SIN GOL

Con el marcador igualado, el Feyenoord poco a poco fue perdiendo ímpetu, al igual que Giménez. El mexicano tuvo otra oportunidad clara, pero no logró rematar de forma correcta, aún así, se fue contento a romper la sequía de ocho partidos sin anotar.

En la parte complementaria, la Roma fue mucho más peligrosa en su afán de impedir los tiempos extras, pero no encontró la claridad para generar verdadero peligro en el marco de Wellenreuther. Con la prórroga como un terreno inevitable y con los penaltis en el horizonte, Lukaku fue el único que tuvo en sus pies evitar la definición desde los once pasos, al minuto 120, pero falló en el mano a mano.

Ya en la tanda, a pesar de que el belga tampoco pudo acertar su disparo, las fallas de Hancko y Jahanbakhsh, en el segundo y tercer disparo, llevaron al traste el sueño de los neerlandeses, quienes quedaron una vez más eliminados ante el imperio romano.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí