Con la tecnología de Google Traductor

7, febrero 2024 - 15:05

┃ Jorge Briones/ ENVIADO

Andy Reid aún se mantiene vigente en la NFL / Foto: Reuters

Las Vegas, Nevada.- Con la nueva generación de coaches agresivos por naturaleza y que ha irrumpido con fuerza en la liga, la vieja guardia aún insiste en conocer el camino al Super Bowl.
Bill Belichick (Patriots) y Pete Carroll (Seahawks) perdieron su trabajo al término de la vigente temporada, pero Andy Reid ha demostrado que sigue en la cima entre los entrenadores en jefe de la NFL.

TAL VEZ TE INTERESE: Casinos, la atracción de Las Vegas donde los turistas desembolsan millones de dólares

La experiencia de su coach es determinante en el éxito de los Kansas City Chiefs, pero también la estrategia de trabajo que implementa en el día a día.
“Desde un punto de vista monetario, es divertido observar el crecimiento del juego, del Super Bowl, los diferentes cambios que se han dado. Estoy agradecido por las bases que los muchachos que nos precedieron sentaron para nosotros. Mi idea del juego no ha cambiado mucho”, resaltó Reid en su comparecencia ante los medios de comunicación.

A sus 65 años, Andy estará en el quinto Super Bowl de su exitosa carrera. Donde ha tenido que lidiar con la felicidad del triunfo y la desilusión de la derrota.
El coach de los 49ers de San Francisco, Kyle Shanahan, tiene 21 años menos. Y es parte de la nueva generación, pero con las bases de la vieja guardia debido al conocimiento que aprendió de su padre, el histórico Mike Shanahan.
“He aprendido del juego casi toda mi vida. No te das cuenta de lo que me ha ayudado ser su hijo. Pero quiero decir, creo que no sólo era hijo de un entrenador, mi papá es el mejor entrenador que he conocido. Y creo que estar cerca de alguien tan bueno también fue una gran ventaja para mí. Y quiero decir, en realidad nunca me entrenó para ser entrenador. Él simplemente estaba siendo mi papá”, reflexionó el líder de los 49ers.

“Simplemente la forma en que hacía todo, lo directo que era con la gente, lo honesto que era con la gente, lo duro que trabajaba. Quizás no siempre le gustó lo que tenía que decir, pero iba a decirte la verdad”, añadió el estratega.
Kyle ya tiene un viaje al Super Bowl, donde cayó a manos de Andy Reid, por lo que tendrá una revancha cuatro años después de la derrota más dura de su ascendente carrera.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí