Con la tecnología de Google Traductor

6, febrero 2024 - 16:33

┃ Jesse Villalpando

El León viajó a Pachuca y Andrés Guardado hizo el viaje. Foto: Francisco Meza

El León de Jorge Bava quiere salir del bache en el que se ha metido muy temprano en el Clausura 2024 y este miércoles visita al Pachuca para saldar el compromiso pendiente de la jornada dos.

TE GUSTARÍA: Edgar Guerra está emocionado tras su llegada al León, “Vengo a sudar la camiseta”

El proyecto del “domador” charrúa levantó la expectativa tras lo que pudo conseguir el año pasado en el futbol uruguayo. Y todavía más por los refuerzos que se concretaron, uno de esos el retorno al país de Andrés Guardado.

Sin embargo. Los resultados simple y sencillamente no han sido los esperados, como tampoco el accionar de un equipo que sigue mostrando falencias defensivas y que depende mucho de lo que arriba puedan aportar el ecuatoriano Ángel Mena y el uruguayo Federico Viñas, quien por cierto, continúa con esa molestia en el hombro derecho.

Luego de cuatro partidos disputados. Los panzas verdes solo han podido cosechar raquíticas cuatro unidades que los tienen situados en el doceavo puesto de la tabla. Al tiempo que los Tuzos son la otra cara de la moneda con un inicio mucho más alentador y después de varias campañas complicadas en las que el proceso de incorporar jóvenes de la cantera al primer equipo no ha sido del todo sencillo.

Los comandados por Guillermo Almada son sextos con nueve puntos. Pero de salir airosos, asumirían el liderato con uno de ventaja sobre Monterrey, América y Tigres.

El papelón hecho el pasado sábado en Toluca no dejó bien parado a Bava y compañía, de tal manera que el objetivo es redimirse a la voz de ya.

Por eso no sería raro que el timonel venga nuevamente con algunos ajustes, sobre todo en línea defensiva, donde Moreno y Barreiro han perdido la titularidad. En tanto que en el mediocampo ya se espera que “El Principito” pueda establecerse desde un inicio junto a Fidel Ambriz.

Con Mena y Viñas no hay dudas, en este momento lucen inamovibles al repartirse la cuota ofensiva. El problema es que Napoli y Medina no han redituado. Lo mismo que “El Diente” López que, pese a marcar el del descuento ante los Diablos Rojos, su paso por la “guarida” continúa siendo bastante gris y ya generando impaciencia en la afición.

Las últimas dos visitas al Estadio Hidalgo no le han dejado buenas cuentas al elenco del Bajío que ha salido doblegado. En el papel, los de la Bella Airosa presumen un plantel discreto. Incluso parecieran jugar con la Sub-23, solo que el toque de jerarquía y calidad se lo han venido a dar el ex del Feyenoord holandés, Oussama Idrissi. Además del actual líder de goleo, el venezolano Salomón Rondón, quien contabiliza cuatro dianas.

Las acciones darán comienzo a las 21:00 horas con arbitraje del tapatío Abraham Quirarte.

El Club León se topó con los Tigres, pero no los de la “U” de Nuevo León, sino con los “Jefes de Jefes”, la histórica agrupación de música norteña que se encuentra conformada por los hermanos Hernández.

Y es que esmeraldas y Tigres del Norte coincidieron en un reconocido hotel de la capital cuerera, toda vez que los originarios de Mocorito, Sinaloa. Estuvieron una noche antes en la Feria Estatal León 2024, abarrotando en su presentación el denominado Foro Mazda.

Hernán Hernández, bajista y una de las principales voces de los Tigres, fue el primero en salir del hotel. Sin embargo, fue en el pórtico donde coincidió con su tocayo de apellido, “El Patrullero” Elías Hernández, con quien rápidamente se abrazó e intercambió algunas palabras.

“Mucha suerte, Elías, todo el éxito y a ganar eh”, manifestó Hernán, para después preguntarle al mediocampista de La Fiera: ¿Contra quién van a jugar?, a lo que el futbolista michoacano respondió: “vamos a Pachuca, para que lo vean”. El integrante de los Tigres del Norte le dio una palmada en la espalda y reiteró: “bien, a ganar, con todo Elías”.

Posteriormente. Hizo acto de presencia Jorge Hernández, acordeonista y voz principal, con quien el integrante del cuadro verdiblanco no dejó pasar la ocasión para tomarse la foto del recuerdo, así como también con Hernán Hernández.

Fue un encuentro casual. Pero bastante peculiar, ya que incluso una veintena de aficionados que aguardaban por la salida de los panzas verdes se aproximaron a los músicos para llevarse la selfie o el autógrafo. De hecho, varios de ellos presumieron más su foto con los Tigres del Norte. 12 veces ganadores del Grammy Latino, que con el flamante refuerzo felino, Andrés “El Principito” Guardado.

Ahora si que “Pedro que gusto de verte”. En un momento que quedará ahí para el anecdotario entre verdiblancos y los meros patrones del corrido en México.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí