Con la tecnología de Google Traductor

4, febrero 2024 - 20:07

┃ Miguel Angel García

Sebastián Castella salió en hombros de la México. FOTOS: RAMÓN ROMERO

Sol a plomo, ambiente taurino a tope. Corrida preámbulo para el aniversario del la Plaza México que comenzó puntual. Con la salida al tercio de los tres toreros bajo sonora ovación del público, arrancó el segundo festejo de temporada en el que confirmó su alternativa de el michoacano Isaac Fonseca, llevando de padrino al francés Sebastián Castella y de testigo a Leo Valadez.

Fue Castella quien se anotó la primera salida a hombros de la temporada al cortar una oreja en cada toro y salir a hombros, mientras que sus alternates estuvieron a la altura de la tarde, pero sin encontrar conjunción con sus toros.

BUEN ENCIERRO EN LA PLAZA MÉXICO

Primer toro cumplió cabalmente ante el picador. Fue de Poco recorrido, áspero, con su punto de transmisión. Aplausos en el arrastre.

Trámite rápido en varas al segundo. Muy buen toro, recorrido largo por derecha, con calidad, clase y transmisión. Ovación en el arrastre.

Cumplió en el castigo el tercero, el toro se dejó meter mano y tuvo sus destellos de calidad y entrega. Fue aplaudido en el arrastre.

Empujo de firme al caballo de castigo el cuarto, Toro serio y enrazado, bravo, que ofreció una faena seria, ovación en el arrastre.

Toro de corto recorrido el quinto.

El cierra plaza le señalaron el puyazo, corto de embestida.

MUCHA RAZA, EN LA CONFIRMACIÓN DE FONSECA

Se fue Fonseca cerca de los medios para recetar una larga cambiada de rodillas seguida de dos más para continuar por chicuelinas bien ceñidas. Y volvió a repetir la dosis tras el castigo de varas al toro. Confirmó su doctorado con el toro Bendita Libertad, número 120, con 484 kilos.

Brindis al público para irse a torear muy decidido de rodillas por derecha y animar al cotarro de inmediato.

El michoacano hizo el esfuerzo y agotó los recursos ante un socio que le acortó los viajes y mostró cierta aspereza, pese a que el toro tuvo un gran puto de interés por su transmisión. Dejo un mete y saca con la espada y una entera que bastó. Fue llamado al tercio para recibir ovación

Un compendio del bien torear realizó Fonseca en si segundo toro en su intervención con el capote, chicuelinas, tafalleras en recibo y quites, muy ajustado al toro y eso impactó al graderío. Con la muleta el trasteo no terminó de romper, ya que tuvo un toro de medias embestidas y aunque Isaac estuvo voluntarioso, no encontró la cuadratura que requirió el astado.

SEBASTIÁN CASTELLA SALIÓ EN HOMBROS DE LA PLAZA MÉXICO

Castella pasó el trámite de recibo y castigo al toro sin mayor incidencia. El prólogo de su faena con muleta fueron pases de castigo doblándose toreramente y un tanteo con la diestra. Luego se dio cuenta del gran recorrido que tenía el astado y Castella se dio a torear por derecha con trazos largos y algunos en circuirte.

Exploto más la labor al hacer un cambio de mano para proseguir al natural, que salió de pintura. Intentó seguir al natural, pero el toro cortó el viaje y se mostró áspero, por lo que decidió volver a tomar la muleta con la mano diestra. Dosantinas y toreo en redondo fueron el colofón de su obra, rubircada por bernardinas y finalmente aventar la muleta en un desplante muy valiente.

Dejó la espada un tanto trasera, pero bastó para que la petición fuera unánime y el juez concedió justamente una oreja.

Muy entregado salió ante su segundo toro, para cuajar lances a la verónica y chicuelinas que llegaron al ánimo del público. Pases por alto plantado como poste, fue su inicio de faena con muleta, para luego enfrentarse a un toro muy exigente y enrazado, que se volvía de inmediato tras las embestidas; Castella estuvo animado, muy entregado extrayendo cuanto pudo de su socio que no fue un pan de dulce.

Pero extrajo pases de mucho mérito y logró momentos de conjunción que calaron profundo en los tendidos.

Si bien no fue una faena con sello artístico, vaya que Sebastián derrochó entrega y mucho pundonor, torería y vergüenza torera. Despacho de una estocada completa de efectos lentos que terminó efectiva. Petición de oreja que se concede.

LEO VALADEZ NO SE QUEDÓ ATRÁS

Leo Tuvo un intervención rápida en lances de recibo, pero estuvo de lujo en quites por zapopinas, muy bien ejecutadas. Su faena fue a más, destacando las tres últimas tandas, al natural y por derecha, en las que Leo mostró su calidad y estética fina para exponer su concepto.

El público respondió fuerte a sus trazos, de excelente hechura que impactaron. Terminó con bernardinas de pie e incado, repletas de valor y torería. Concluyó de un pinchazo y una media, para recibir ovación en los tercios finalmente.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Decidido se fue a los medios del ruedo a recibir al toro de rodillas y cuajarle una larga cambiada; realizó quites bien ceñido por chicuelinas; puso banderillas luciendo sus dotes. No encontró lo deseado en su socio y aunque probó su muleta, el toro tuvo un corto recorrido. Despachó pronto quedando a deber con el acero, yéndose con un aviso en la espuerta