Con la tecnología de Google Traductor

PARÍS 2024

21, noviembre 2023 - 11:13

┃ Josué Padilla Márquez

Jaime Lozano asegura que nunca le han impuesto jugadores en ningún lado. FOTO: Mexsport

En los últimos días se ha hablado mucho de la imposición de jugadores en la Selección Mexicana; sin embargo, son especulaciones. Ante esto, Jaime Lozano habló sobre este tema y asegura que a él nunca le han pedido nada de esto.

TE RECOMENDAMOS: Raúl Jiménez no está más para la Selección Mexicana: Christian Martinoli

El entrenador del conjunto azteca aseguró que en ninguno de sus trabajos le han dicho sobre la toma de decisiones. Incluso, el ‘Jimmy‘ dejó en claro que no lo haría ni aunque le aseguraran que estará a cargo hasta la Copa del Mundo de 2026.

“No, nadie (imposiciones). Escuché algo que se imponen o imponían. Ni en Gallos Blancos Sub-20 me decían eso. Cuando me contraten para tomar decisiones y me digan, entonces para qué me contratan. Fírmame que llego al Mundial y ni así lo haría”, dijo para ESPN.

Sobre los temas de que se hayan impuesto jugadores, Lozano lamentó que esto ocurriera en el pasado y que se permitiera. El Jimmy dejó en claro que si se busca poner a un técnico en cualquier lado es para confirar en él y su toma de decisiones.

“Yo veo un futbol de la manera que lo veo y nadie me ha dicho eso. Ni recomendado, nada, y si antes fue así qué lástima que lo permitimos y que fue así. Si se tiene la confianza en un técnico, hay que dársela total, no a medias”.

JAIME LOZANO NO VIVE LO MISMO QUE EL TUCA FERRETTI

El propio Ricardo Ferretti fue quien dijo que sí existía la imposición de jugadores en la Selección Mexicana. En una emisión de Futbol Picante, dejó en claro que cuando estuvo a cargo sí le decían a quién llevar a las convocatorias.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

“En Selección sí tenía que llevar a ciertos jugadores. El partido ante Trinidad y Tobago, Argentina, Estados Unidos y Panamá”.

Tras esto, le cuestionaron si Guillermo Ochoa era una de las imposiciones y se limitó a parpadear frente a la cámara.