Con la tecnología de Google Traductor

6, septiembre 2023 - 14:05

┃ Karen Morán

Coco Gauff y Ben Shelton buscan una misión imposible en el US Open. FOTO: AFP

La última vez que la grada del Arthur Ashe vio ganar a alguien de casa fue hace seis años cuando Sloane Stephens se coronó frente a Madison Keys, en el caso de las mujeres; pero si hablamos de los hombres, han pasado dos décadas desde el día que Andy Roddick derrotó a Carlos Ferrero y a partir de entonces, las alegrías han sido repartidas entre Roger Federer, Juan Martín del Potro, Rafael Nadal, Novak Djokovic, Andy Murray, Marin Cilic, Stan Wawrinka, Dominic Thiem, Daniil Medvedev y Carlos Alcaraz, ninguno nacido en tierras norteamericanas.

TE RECOMENDAMOS: Le gritan frase de Hitler a Zverev y el US Open corre al aficionado del estadio (VIDEO)

Hasta hace poco Serena Williams se mantenía como la gran ídola capaz de poner el tenis estadounidense en lo alto. Pero desde su retiro el año pasado, la afición del país del norte se quedó huérfana. Aunque Fritz ganó en Indian Wells, Pegula es la número tres del mundo y Tiafoe llegó a semis en Nueva York, ninguno había ilusionado con volver a ganar un US Open, hasta que aparecieron Coco Gauff y Ben Shelton.

Los jovenes norteamericanos, ella de 19 años y el de 20, ya están en las semifinales del US Open de este año y más allá de la instancia, ambos han demostrado un tenis sólido que si bien es complicado que les alcance este año para que se coronen, lucen como la gran promesa de que pronto se convertirá en un campeón a casa.

COCO GAUFF, EL RETÓ DE CONSOLIDARSE ANTE ARYNA SABALENKA

Cuando ganó en Cincinnati, Coco Gauff se colocó en automático como una de las favoritas en el US Open, sobre todo porque al conseguir su título logró eliminar en las semifinales a Iga Swiatek, quien la había derrotado en siete ocasiones seguidas; al momento la
norteamericana no ha fallado.

Coco ha derrotado a Siegmund, Andreva, Mertens, Wozniacki, y Ostapenko, pero sus verdaderos retos se vienen justo ahora, a partir de las semifinales.

Todo indica que Gauff estará en la final pues su siguiente rival es Karolina Muchova, a quien recientemente le ganó la final de Cincinnati y entonces la tenista de 19 años tendrá ya solo un obstáculo, pero ese podría ser Aryna Sabalenka, que no solo la supera en ranking, también se convirtió apenas la semana pasada en la número uno del mundo y no ha perdido un solo set en Flushing Meadows.

En el caso de que Gauff y Sabalenka libren las semifinales y se encuentren en el duelo por el título, será el sexto partido entre ambas, pues actualmente se han enfrentado en cinco ocasiones y es la norteamericana quien domina la serie con tres triunfos, aunque en el más reciente, Indian Wells 2023, fue Aryna la que resultó ganadora.

Lo anterior hace pensar que Coco Gauff está en una instancia en la que, si no comete errores podría regresar el título a casa, pero antes, si todo sale como lo indica la lógica, batir a la mejor Aryna de toda su carrera.

SHELTON SE GRADUÓ CON HONORES PERO DJOKOVIC ES DE OTRO PLANETA

“A veces hay que apagar el cerebro, cerrar los ojos y simplemente golpear”, dijo Ben Shelton una vez que derrotó a Francés Tiafoe y consiguió por primera vez en su carrera, en apenas cinco apariciones en Grand Slam, llegar a una semifinal.

El zurdo de 20 años no solo se convirtió en el estadounidense más joven en 32 años en llegar a dicha instancia, también ya hizo el saque más veloz en la historia del torneo y por si fuera poco levantó la mano por todos sus compatriotas, a quienes por cierto también fue dejando en el camino pese a ser el de menor ranking.

Shelton derrotó a Cachín, Thiem, Karatsev, Tommy Paul, y cuando llegó ante Tiafoe en los cuartos de final, todo apuntaba a que sería el último juego, sin embargo el joven dio una cátedra de resilencia, sacó sus mejores tiros y se convirtió en la esperanza norteamericana de volver a ver un tenista hombre coronarse en Flushing Meadows.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

En la ronda de semifinales Shelton se medirá ante Novak Djokovic, a quien, si pretende derrotar, tendrá que hacerle un partido perfecto. Ellos nunca se han enfrentado así que no existe una estadística que muestre un panorama, por ahora solo se puede interpretar que si el norteamericano hace lo que ha venido haciendo será un partidazo en el Arthur Ashe.

De no ganar ante Nole, la afición en Nueva York puede estar tranquila porque si bien no será este año, ya tiene un heredero que puede regresar a Estados Unidos a lo que hace algunos años hicieron Andy Roddick, Pete Sampras y André Agassi.