Con la tecnología de Google Traductor

25, agosto 2023 - 16:46

┃ Guillermo Abogado González

El primer Maratón de la CDMX se disputó en septiembre de 1983 Foto_Oswaldo Figueroa

40 años han pasado, pero la grata experiencia no la olvida. El recordar la conquista del primer Maratón de la CDMX le pone la piel chinita a Casimiro Reyes, un hecho inolvidable y que será recordado año con año.

Te podría interesar: Maratón CDMX: las consecuencias de no prepararse bien; desde desmayo hasta el infarto

Casimiro Reyes puso con letras de oro su nombre en la prueba reina del atletismo en la capital mexicana al ganar el primer Maratón en 1983. Una competencia que reunió a cerca de siete mil corredores, prácticamente una cuarta parte de competidores que se esperan para este domingo en la edición XL.

El mexiquense contó su experiencia al Diario ESTO. Ya contaba con el gusto por correr, pero justo a sus 25 años cuando trabaja en la Universidad del Estado de México se enteró de que en el entonces Distrito Federal se desarrollaría el Maratón, por lo que no dudó en inscribirse.

“Me enteré por medio de una convocatoria que sacaron en esa ocasión, las inscripciones se hicieron en la Magdalena Mixiuhca. Ya había competido en algunas ocasiones en distancias más cortas, me animé, estuve entrenando poco, pero sí entrené y gracias a Dios lo gané, aunque estuvo muy fuerte y muy pesado el recorrido”, rememoró el vencedor de aquella primera carrera.

Casimiro Reyes recordó cómo fue el primer Maratón de la CDMX

Se acordó que en aquella ocasión a los participantes corrieron con un número de cartón, mismo que varios perdieron durante el recorrido. “Nos entregaron los números, que en ese tiempo el número era de cartón, muchos corredores cruzaron la meta sin número. Fue un evento muy bonito, ya son 40 años, ya todo ha cambiado mucho”, indicó Reyes, quien dijo no acordarse exactamente del número que utilizó, “creo que fue el mil quinientos cuarenta y tantos”.

Aunque los 42 mil 195 kilómetros los corrió con mucha ilusión y compromiso, Casimiro recapituló: “Después del kilómetro 35 es donde ya empieza el verdadero maratón, los brazos no los sentía, la espalda cansada y no sé de dónde sacamos fuerza esa vez, llegué muy cansado y le eché porque en los últimos cien metros se definió la carrera”.

Casimiro Reyes le dijo al Diario de los Deportistas que cruzó la meta en 2:28 horas, sin embargo los registros indican que hizo 2:29:35 horas, no importa, pese a eso fue un privilegio coronarse en un maratón que año con año evolucionó y ahora es uno de los mejores del mundo y el más sobresaliente de Latinoamérica con la etiqueta oro.

NO PUDO IR A NUEVA YORK

Señaló que en ese momento se hizo acreedor a 50 millones de los viejos pesos y también ganó un viaje de cuatro días a Nueva York. Sin duda grandes recompensas, pero debido a que su situación económica y falta de papeleo no eran los adecuados, no tuvo la ocasión de conocer la Unión Americana.

De tal modo que Casimiro Reyes habló con los organizadores y prefirió cambiar el viaje a la Gran Manzana por otro incentivo económico que le fue de gran ayuda para mejorar su calidad de vida. “Obtuve un viaje a Nueva York y 50 millones de los pesos de antes, algo muy bueno”, aseguró el vencedor del Maratón de 1983 y quien solo volvería a correr en la segunda edición nada más.

Respecto al crecimiento del Maratón capitalino expresó: “Ha evolucionado mucho de ese tiempo, simplemente la ropa deportiva, los tenis, eso antes no había, teníamos que andarlos buscando o el que salía al extranjero encargarlos y ahora hay ropa especial, mucha tecnología. En la actualidad hay cantidad, pero poca calidad, hay corredores, pero hace años en nuestra época había mucho corredor de muy buena calidad”. Agregó: “Yo corrí nada más con un short y unos tenis que no me apretaran”. Así, Casimiro Reyes es parte de la historia del Maratón de la CDMX.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí