Con la tecnología de Google Traductor

Mira

23, junio 2023 - 22:08

┃ José Ángel Rueda / ENVIADO

Marshmello encabezó la inauguración de los Juegos Centroamericanos / Foto: Luis Garduño

“Raspando, pero llegamos”, fueron las palabras del presidente Nayib Bukele al pueblo salvadoreño en la inauguración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. El discurso llevaba en el tono la hazaña que ha supuesto el camino de organizar unos Juegos en apenas año y medio.

TAL VEZ TE INTERESE: San Salvador, cuna de las gambetas del Mágico González y los Juegos Centroamericanos

La fecha estaba marcada, y también el lugar. 23 de junio, estadio Jorge Mágico González, nunca hubo dudas, en San Salvador, pero tiempo no alcanzaba. La noche salvadoreña confirmó la hazaña y cada intervención apeló a la épica de las grandes citas, coronada por el desfile de los atletas, en la fiesta verdadera del olimpismo.

Foto: Luis Garduño

Poco después de las 7 de la noche, el gran cubo instalado en el centro del estadio de pronto se encendió y en su superficie se proyectó la cuenta regresiva. Los últimos segundos de una carrera frenética contra el tiempo.
La ceremonia buscó resaltar el aspecto humano de las emociones, aquellas que nos hacen únicos como raza. En la voz de unos niños que preguntaron a la inteligencia artificial por el futuro, por el pasado, y llegaron a la conclusión de que hay cosas que solo son nuestras, y son maravillosas.

Foto: Luis Garduño

A través de las pantallas, se vieron también los paisajes salvadoreños, sus bellos volcanes, la selva, sus plazas coloniales, la sonrisa de un pueblo al que después de tanto le pertenece su propio destino.
La fiesta Centroamericana, la tercera que se celebra en país, solo fue verdaderamente fiesta con el desfile de los atletas. Los abanderados fueron los primeros que aparecieron en la pista de tartán. Ahí iban Alexa Moreno y Jorge Cárdenas, con la bandera tricolor, en una de las primeras delegaciones salió del túnel y emprendió el camino ante el aplauso de la gente. De ahí siguieron las demás banderas de los 35 países que participarán en los Juegos.

Foto: Luis Garduño

Poco después aparecieron el resto de los atletas, y la inmensa delegación mexicana, que copó solita casi un cuarto de la pista. En una muestra de que es la delegación más numerosa de la justa. Los deportistas saludaban al público y algunos se detenían a tomar fotografías y a saludar a la cámara. El Mágico González, repleto en su mayoría de las butacas, estalló con la presencia del equipo salvadoreño, dispuesto a disfrutar sus juegos.
Entrada la noche, el fuego que fue encendido en Teotihuacán hace algunas semanas, ingresó al estadio y pasó de mano en mano. Entre los mejores deportistas en la historia salvadoreña, hasta llegar al ídolo, el Mágico González, encargado de subir al pebetero que cuidará la llama centroamericana por los próximos 15 días que dura la competencia. El mítico futbolista tomó la antorcha ante el grito de Mágico, Mágico que llegó desde la grada.

Foto: Luis Garduño


Nayib Bukele, presidente de El Salvador, aprovechó su intervención para celebrar la nueva realidad que vive el país. “Vimos la oportunidad de salvar estos juegos y garantizar que miles de atletas tuvieran la oportunidad de cumplir su sueño. También tuvimos la oportunidad de mostrar lo mucho que hemos avanzado como país, en tan poco tiempo”, dijo el mandatario, quien celebró el hecho de que la nación salvadoreña sea una de las más seguras de la región.

Foto: Luis Garduño

Luis Mejía, mientras tanto, presidente de Centro Caribe Sports, destacó el espíritu guerrero del pueblo salvadoreño, el de la sonrisa eterna. Como la razón por la cual se logró la hazaña de darle vida a los Juegos Centroamericanos en tan poco tiempo.
“Hemos recorrido un año y medio y aquí está el resultado. Un esfuerzo gigantesco. El Salvador apostó a la unión de nuestro pueblo, y apostó al trabajo de su gente. Esto es una proeza, porque es, la primera y única vez, que concedemos una sede de unos juegos en tampoco tiempo”, dijo. También agradeció a República Dominicana, país que fungirá como subsede y tendrá la oportunidad de albergar los próximos Juegos Centroamericanos, en el 2026, los del centenario.

Foto: Luis Garduño

La velada terminó con el espectáculo del DJ estadounidense Marshmello. Será este sábado, sin embargo, cuando los atletas tomen el protagonismo en las pistas, las duelas, las canchas y las albercas.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí