Con la tecnología de Google Traductor

18, febrero 2023 - 22:00

┃ Álvaro Zaldaña

Los Chivahermanos se adueñaron de Ciudad Universitaria | Foto: Ramón Romero

La Ciudad de México es de las pocas en el mundo que puede presumir tener más de dos equipos “grandes”, pero si bien la base de fans pertenecen a América, Cruz Azul y Pumas, cuando Chivas se presenta es inevitable su conquista.

TE RECOMENDAMOS: Daniel Ríos dijo adiós a la mala racha: Así se estrenó como goleador de las Chivas | VIDEO

Los felinos, con gran orgullo, presumieron muy temprano este sábado que los boletos para el encuentro contra el “Rebaño” se agotaron en su totalidad, sin embargo, horas antes del silbatazo inicial fue notable que se logró gracias a los fanáticos de Chivas.

La “marea” rojiblanca invadió el Estadio Olímpico Universitario con éxito, algo que agradecieron los comerciantes con el aumento en las ventas de sus playeras, también los negocios de comida que no veían el final de las filas de los que buscaban choripanes, tortas y los ya famosos tacos de canasta de 4×10.

Somos locales siempre, aquí y en cualquier lugar. No importa si el rival es grande y chico, a Chivas lo reconocen”, comentó Pablo, aficionado rojiblanco.

Del otro lado de la moneda, los puntos de venta de playeras de Pumas sufrieron una baja. Los encargados, ante la falta de clientes, se limitaron a sentarse mientras observaban como los accesorios de los visitantes eran buscados por la mayoría.

“Esto solamente lo causa Chivas. Cuando vienen llenan y es algo que no hacen ni América, ni Cruz Azul”, dijo a ESTO Mauricio Sánchez, dueño de uno de los locales.

Los fanáticos felinos también lucieron y buscaron contrarrestar el ambiente familiar de los “Chivahermanos” con cánticos a los suyos. Aunque como siempre, mientras que por un lado había una sensación amigable y fraternal, por otro se encontraba la incertidumbre de que en cualquier momento se desatara un conato de bronca proveniente de algunos que ingerían bebidas alcohólicas y también otras sustancias, en los alrededores del inmueble.

Por fortuna, la pasión por el futbol se impuso a cualquier síntoma de disociación y los más de 2 mil elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se limitaron a observar la combinación del rojo y blanco con el azul y El Oro a la distancia.

Los boletos se acabaron inclusive en la reventa. A muchos no les importó pagar 500 pesos por los que en un inicio costaban 180 y más de 1700 por los que alcanzan los 770 pesos. Los colores son primero.

Pumas y Chivas, dos grandes equipos que hace rato no pasan por buen momento pero que nunca son abandonados, y menos si se enfrentan entre ellos.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí