Con la tecnología de Google Traductor

15, febrero 2023 - 6:00

┃ Yael Rueda

Kenti Robles ha logrado una carrera extraordinaria / Arte: Noé López

El debate sobre quién es la mejor jugadora mexicana de la historia permanece abierto entre Charlyn Corral y Kenti Robles. Probablemente lo injusto de las posiciones defensivas hace que las dudas hacia esta última prevalezcan, pero es un hecho que los títulos conseguidos por la futbolista del Real Madrid la pongan como una de las máximas representantes del balompié tricolor.

Tal vez te interese: Selección Mexicana femenil se ilusiona con la llegada de Pedro López

Los mexicanos suelen tener como ídolos a la gente que de alguna manera es cercana al pueblo, a su gente. La identidad es algo no negociable y a Kenti se le ve como alguien lejana, a pesar de que decidió representar a la tierra donde nació ella y su padre.

Robles nació el 15 de febrero de 1991 en la Ciudad de México y presume una mezcla de sangre que recuerda lo combativo de dos culturas prehispánicas: la mexica y la inca. Su madre es peruana, su padre mexicano.

Su infancia la vivió en suelo tricolor, pero cerca de los ocho años se fue a vivir a España junto con su mamá y con el tiempo se hizo acreedora a la nacionalidad de aquel país gracias a los años de residencia.

La gran pasión de Kenti Robles fue el futbol y comenzó a acercarse a las inferiores de los clubes para comenzar a tejer una exitosa carrera que hoy la tienen en la élite del deporte. Su primer acercamiento fue con el Espanyol de Barcelona, donde debutó a los 18 años. Aquel 2009 marcó su inicio profesional y un año después levantó la Copa de la Reina.

La defensora logró consagrarse como una de las jugadoras con mayor proyección del Espanyol y fue entonces que llamó la atención de la Selección Mexicana. La opción de jugar para España estaba latente, pero despejó todas las dudas con la elección tricolor y en diversas ocasiones ha dicho: “me siento mexicana”.

Kenti Robles jugó la Copa del Mundo de Alemania 2011, donde México no logró superar la fase de grupos, pero su historia con la camiseta verde comenzó a escribirse con otros logros como la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos del 2015 y el oro en los Juegos Centroamericanos del 2018.

La defensora creció, tanto así que se convirtió en la capitana de la Selección Mexicana y hoy es la referente de un equipo que se encuentra en plena transformación, que anhela éxito y que quiere jugadoras con su mentalidad para lograr los objetivos. Desafortunadamente el Mundial de este año se le escapó a México.

Kenti Robles pasó por los grandes de España.

Tras su paso por el Espanyol, Kenti Robles cambió de colores. Se unió al Barcelona para lograr títulos y la prueba de ello es que de inmediato logró el triplete nacional: Copa Cataluña, Copa de la Reina y la Liga Iberdrola.

Con las blaugranas sumó el tricampeonato de 2012 a 2014, además de un par de Copas de la Reina (2013 y 2014). La calidad le dio para debutar en la Champions League, pero en la temporada 2014-2015 regresó a casa con el Espanyol.

En esa misma campaña fue traspasada al Atlético de Madrid para sumar cinco años de actividad como colchonera, pero decidió cambiar el exitoso cuadro con el que militaba para enrolarse con las acérrimas rivales: Real Madrid.

Las Merengues son un equipo relativamente nuevo en la Liga Iberdrola, pero con la intención de construir un equipo tan grande como el nombre propio de la institución, para ello buscaron jugadoras de jerarquía y experiencia comprobada. Ahí es donde Kenti Robles entró al juego y se convirtió en una referente de las de Chamartín.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí