Con la tecnología de Google Traductor

14, noviembre 2022 - 6:00

┃ Miguel Ángel Mújica / ENVIADO

Las paredes del restaurante mexicano revelan personajes de la cultura tricolor / Foto: Luis Garduño

Girona.- Que El Chavo, Pancho Villa y Vicente Fernández compartan una pared no es algo raro en Girona. Tres de los íconos que México ha dejado a la historia sirve como fachada de uno de los sitios de comida azteca más populares en la ciudad catalana.

Tal vez te interese: Staff del Tricolor se enfrentó a medios de comunicación en una ‘cascarita’

Ubicado en el Carrer de les Ballesteries, el restaurante 1810 tacos y tapas está listo para llevar a cualquiera que guste experimentar la comida mexicana a otro nivel.

1810 es un lugar con el mejor sabor mexicano en Girona / Foto: Luis Garduño

Con Efraín y Giovani, padre e hijo, como dueños, el sueño de traer un cachito de México a la ciudad, se ha convertido en realidad. “Surgió a través de hace más de ocho años, el nombre de 1810 tacos y tapas era un restaurante pequeñito y muy familiar, donde venían los mexicanos, pero no solamente ellos, también de todas la nacionalidades que nos visitaban”, comentó Efra, como lo conocen sus trabajadores a ESTO.

Un mexicano fue el que inició con el sueño. “En ese momento, el dueño anterior, Gustavo Orca, estaba sentido de que quería traspasarlo, nosotros lo cogemos. Surgió con una buena aceptación cuando llegó mi hijo. Lo tomó lo reestructuró y hasta la fecha nos ha quedado muy corto el local. Tuvimos que ampliarnos a la calle de Ballesterías, donde invitamos a cualquiera, pero sobre todo a los mexicanos que nos ven y nos escuchan, hacemos la invitación a que nos visiten, con los mejores platos artesanales, esperamos que nos visiten”.

Se consideran una familia que gusta de dar la mejor comida / Foto: Luis Garduño

La pandemia no detuvo el carácter de ambos. “Mi hijo es una persona que ha estado conmigo, nosotros le metimos ganas, después del Covid, la verdad es que nos vimos muy presionados, a un punto que pensamos en no seguir, hemos resurgido, vamos adelante, somos tenaces y capaces. Estamos aquí para pelear como mexicanos”.

Pese a que son ecuatorianos de nacimiento, se siento como un mexicano más. “Sí, me siento mexicano con mucha honra, aunque no soy mexicano, soy de Ecuador, pero me siento como uno más de ustedes. Mi hijo a trabajado en México, sabe mucho de la gastronomía”.

Sabe de las delicias que preparan, por eso no duda en invitar a cualquier azteca que se encuentre cerca. “Encontramos los clásicos, el plato estrella son los nachos Ignacio, son una pasada, en Girona se comentan siempre después de que alguien los prueba. Sobre todo con la tortilla artesanal, que la hacemos nosotros mismos. Pero también hay choriqueso, flautas, hay de todo para que no extrañen México. La persona que saborea la primera vez que viene, repite, no deja de venir”.

Los deliciosos platillos de 1810 provocan que todos vuelvan al lugar / Foto: Luis Garduño

El calor nacional está presente desde la cocina y hasta los meseros. “Ahorita tenemos dos mexicanos, la cocinera, camarero, es un responsable importante. Nos tratamos como una familia, es algo familiar, la persona que trabaja aquí se siente muy comprometido, cuando hay un buen jefe, la gente se siente contenta”.

Los ingredientes son difíciles de conseguir, pero es mayor su ánimo de cumplirle a sus clientes frecuentes. “En estos momentos tenemos problemas con el tema de la harina. Con lo del tema de Ucrania, los cereales escasean un poco, pero tenemos una empresa mexicana que hace la importación que lo trae a nivel España. También nos traen chipotle, tomatillo, los chiles, que es nuestro producto original”.

Así vive el restaurante mexicano más popular en Girona, con los clásicos platos nacionales que van desde un alambre, hasta flautas y enchiladas.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast