Con la tecnología de Google Traductor

Mira

17, octubre 2022 - 18:05

┃ José Ángel Rueda

Karim Benzema se llevó el balón de Oro 2022. | Foto: Cortesía

Lejos del glamour de los goles, Karim Benzemá ha construido su carrera a través de las pinceladas. El atacante francés entiende el juego como si fuera una pintura en la que cada detalle está ahí por algo. Se mueve en la cancha a un ritmo sigiloso, como un gato, siempre al servicio del equipo, aunque eso represente alejarse la portería, por lo tanto de los reflectores.

Te recomendamos: Karim Benzema y Alexia Putellas levantaron el Balón de Oro 2022

El reconocimiento del Balón de Oro le llegó a la par de los goles. El atacante del Real Madrid había transitado por años en un papel secundario, mucho más de complemento al talento desbordante de Cristiano Ronaldo, la máquina goleadora capaz de hacer ver como muy poco a quien se ponga al lado.

Tras la marcha del portugués del equipo merengue, Karim Benzema dio al frente. Aquel jugador que se botaba para jugar como poste de pronto encontró su versión más letal, sin perder la estética que siempre lo caracterizó. En cuatro temporadas y lo que va de esta, el francés ha marcado 136 goles y ha dado 47 asistencias, en un reflejo de su influencia en el juego.

La carrera de Karim Benzema se construye mediante la resiliencia. Cuando era niño, sus compañeros de la escuela le hacían bullying por sobrepeso. Su condición de hijo de inmigrantes argelinos también lo convirtieron en un blanco de discriminación.

El futuro balón de oro no respondía, pero algo dentro de él anhelaba un cambio. Así encontró el futbol, un deporte que en sueños le permitía ser como sus tres grandes ídolos: Zidane, Ronaldo y Henry.

Años más tarde, cuando el futbol era ya una realidad y el futbolista destacaba en las categorías inferiores del Olympique Lyon, el juego de sus referentes comenzó a tomar relevancia.

Aunque la posición le exigía goles, la tendencia a dar el último pase como lo hacía Zidane tomaba relevancia, la estética de Henry al encarar, la inteligencia del “Fenómeno” para ubicarse siempre en el camino correcto. La esencia de los tres habita permanentemente en el futbolista.

El ascenso del francés a la cima, sin embargo, no fue sencillo. Tras su pase al Real Madrid tardó en convertirse en referente; el plano internacional también se complicó luego de un escándalo que protagonizó en Francia, cuando supuestamente chantajeó a una joven con un video sexual.

Eso le costó un largo veto en la selección francesa, a la cual volvió en plan grande con la misión de brillar en Qatar y conseguir una nueva Copa del Mundo, único torneo que le falta tras haberlo ganado todo a nivel de clubes con el Real Madrid, como uno de los jugadores más regulares de un equipo de época.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí