Con la tecnología de Google Traductor

Mira

27, septiembre 2022 - 20:27

┃ Ivonne Almaraz

El Tri Sub-20 derrotó a Perú. | Foto: Oswaldo Figueroa

Lo volvió a hacer. Una vez más, La Selección Mexicana Sub-20 dio muestra de su talento y con superioridad venció 2-1 a Perú para coronarse en la Revelations Cup.

Te recomendamos: México puede competir en las eliminatorias de Conmebol: Entrenador de Colombia

Saúl Zamora abrió la contienda gracias a un tiro de esquina y Héctor Uribe firmó el del triunfo, aunque el tanto de Juan Goicochea por parte de La Bicolor generó tensión.

México se vio mejor, pero en la segunda parte se quedó con diez tras la expulsión de Jesús Alcantar, quien provocó una pequeña riña, la cual por fortuna duró un par de minutos y no pasó de empujones.
Con esto, los de Adrián Sánchez se proclamaron bicampeones.

En el inicio a La Bicolor le costó trabajo entender lo que pretendía su estratega en el funcionamiento colectivo, pero sus individualidades le ayudaron en un principio, aunque de poco sirvió ya que apenas se hizo de la pelota México, no pudieron hacer más.

Los tiros de esquina a favor de los locales eran una pesadilla para los de Roverano, quienes ni con tres en la central podían despojar a los de México que realizaban un juego práctico y sensato. Los de blanco exhibieran a Perú, que contrario a su rival no tenía idea a qué jugaba.

Los peruanos, con muy poco, querían llevar el peligro a la meta de José Eulogio. Sus pocas jugadas elaboradas no intimidaban y peor aún, no contaban con indicio de gol.

El Tricolor por el contrario, mostraba oficio, ese mismo que lo llevó a la Copa del torneo anterior, bien plantado y con seguridad en cada una de sus líneas.

El juego colectivo no dio dividendos, entonces un tiro de esquina destrabó el marcador.

Los de la Selección Mexicana buscaron su lugar en el área de Josue Vargas y fue ahí que los nervios le jugaron en contra a la visita. Los jalones se asomaron y el silbante amonestó a Jack Carhuallanqui.

En medio de la tensión, Karol Campos cobró. La trayectoria del esférico no era del todo precisa, por lo que Saúl Zamora brincó y con un giro pudo guardarlo gracias a su espalda.

El tanto en contra generó molestia en Perú y las jugadas fuertes continuaron hasta que concluyó la primera parte.

En el complemento, Adrián Sánchez salió con ajustes en busca del segundo tanto que le diera mayor tranquilidad. Héctor Uribe fue uno de los elegidos y apenas entró al rectángulo verde respondió al quitarse a los que iban detrás de él y atravesar la red con un potente disparo.

Santiago Giménez tiene como referente al Chicharito de Sudáfrica 2010

Con dos goles en el bolsillo, el combinado azteca aflojó, lo que no tardó en cobrarles factura. Juan Goicochea desbordó por su banda, se acercó al área y disparó. ¡Gol!.

La Bicolor estaba con vida. Ya en la madurez del encuentro, Jesús Alcántar se desconectó y empujó a uno de los peruanos sin la pelota en juego lo que provocó una ligera riña entre ambos equipos. El silbante separó a todos y expulsó al mexicano, así como al portero suplente de Perú.

Con uno menos, los locales se tiraron atrás, lo que le dio ventaja a su rival para generar en él área. Aranda, Sandoval y Paredes pusieron a prueba a José Eulogio, quien vivió la recta final en completa agonía. El silbatazo final se escuchó y no hubo más. México hizo valer su localía y se consagró en el torneo.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí