5, agosto 2022 - 17:40

┃ Karen Morán

Marina San Lucas, un destino obligado en Los Cabos. FOTO: Karen Morán | ESTO

Los Cabos, al sur de Baja California, es uno de los destinos turísticos más importantes en México. De acuerdo con el Fideicomiso de turismo local, al municipio arriban alrededor de 500 vuelos de 33 ciudades distintas cada semana, y nada más en los primeros tres meses de este 2022, se tiene el registro de la llegada de poco más de 800 millones de turistas.

TE RECOMENDAMOS: Abierto Los Cabos tendrá semis con sus cuatro mejores sembrados, ¿donde y a qué hora ver?

En la pasada Semana Santa, Los Cabos tuvieron una derrama económica de 255 millones de pesos; del 1 al 6 de agosto, días en los que se celebra en Abierto de Tenis Mifel, se estima que las ganancias en la entidad lleguen a 105 millones, los cuales, beneficiarán a los 202 mil habitantes del lugar y más, pues la cercanía con La Paz, capital del estado, permite que las fuentes de trabajo que esto genera lleguen a más personas.

Lo anterior, más allá del torneo de tenis que se lleva a cabo, se debe a la oportunidad turística que existe en el lugar, pues lejos de playas y restaurantes, Los Cabos ofrecen una serie de atracciones para todos los gustos y una de ellas es la Marina en San Lucas, donde zarpan toda serie de tours que además, embonan para todo tipo de bolsillos

Cabo es un destino turístico muy importante en México. FOTO: Karen Morán

La Marina San Lucas tiene 380 muelles en los que que pueden parar embarcaciones de hasta 375 pies de eslora, lo que hace que a la vista de quien lo visita sea un paisaje perfecto para tomarse una tradicional ‘selfie’ con los yates de fondo.

Alrededor del muelle se puede observar a todas horas la afluencia de turistas, en su mayoría extranjeros, pero también nacionales, durante su caminata, los visitantes tienen a su disposición todo tipo de atracciones, desde tomar algo en uno de los 50 restaurantes que rodean el lugar, hasta subirse a una embarcación para ver el atardecer.

Una de las características principales en la Marina de Cabo San Lucas es que la vida es 100% diurna, ya que por las noches se convierte es un desierto, pues todos los locales dejan de funcionar entre las 8 y 9 de la noche. Las opciones para los que les gusta la fiesta están tan solo a un paso, pues si se cruza la calle, al otro lado del muelle, comienza el paseo en el que se encuentran los bares y casinos más populares del lugar.

Las artesanías en Los Cabos son una tradición. FOTO: Karen Morán

TE PUEDE INTERESAR: Lorena Ochoa y Daniil Medvedev se encontraron en Los Cabos: “Fue muy divertido”

EL PASEO A LOS ARCOS, LO MÁS SOLICITADO

A lo largo de la Marina de San Lucas se pueden observar embarcaciones de todo tipo; algunos yates privados que son espectaculares, otros menos ostentosos que brindan servicios turísticos como pesca deportiva o tours, algunas lanchas incluso, pero todos ellos forman parte de un imperdible: el paseo a los arcos de Los Cabos.

Los tradicionales arcos son una formación rocosa que se encuentra al extremo sur de la
Península de Baja California, donde se junta el Mar de Cortés con el Océano Pacífico, es por ello que también es llamado por los pobladores locales como el ‘fin de la tierra’, alrededor de la misma se encuentran las del Amor y Divorcio, lo que lo hace un lugar Perfecto para pasar toda una tarde.

El recorrido de la Marina a Los Arcos es de aproximadamente una hora y el costo es demasiado variado, puedes conseguirlo desde 150 pesos, pero para los extranjeros puede llegar a costar hasta 150 dólares, es decir, aproximadamente 3 mil pesos mexicanos.

De acuerdo con los locatarios, el paseo a Los Arcos es un obligado para todo aquel que visita Los Cabos, así lo confirmo Lorena, una de las comerciantes del lugar, quien dijo al ESTO que “no hay nada más bonito que un atardecer en el mar de Baja California”.

Rodrigo Pacheco disfruta de Los Cabos. FOTO: Cortesía

Los tenistas hicieron su tradicional visita a Los Arcos de Los Cabos, encabezados por los mexicanos Rodrigo Pacheco y Santiago Gonzalez, los jugadores pasaron un rato de esparcimiento en compañía de sus familias y parejas. Durante el paseo en yate disfrutaron de una comida y debida, además de echarse un chapuzón