4, agosto 2022 - 21:45

┃ ESTO en línea

Muchos elementos de seguridad se presentaron al estadio Jalisco. FOTO: El Occidental

POR ELIZABETH IBAL

El estadio Jalisco se convirtió en una fortaleza, un búnker, para el encuentro entre Atlas y Querétaro, ya que era la primera vez que se volverían a enfrentar, luego de la tragedia del 5 de marzo en La Corregidora, en la que hubo decenas de heridos al registrarse una riña campal entre aficionados de las dos escuadras.

TE RECOMENDAMOS: La Jornada 7 del Apertura 2022 ya nos alcanzó y esto no espera

Para este partido en territorio jalisciense, se desplegaron un total de mil 200 elementos, de los cuales 800 eran de los diferentes agrupamientos de la Comisaría de la Policía de Guadalajara, mientras que el resto fueron municipales de Zapopan, guardias de seguridad privada, de la policía estatal, Guardia Nacional, bomberos y de los servicios médicos, quienes arribaron por la mañana al coloso de la Calzada Independencia para participar en el dispositivo de vigilancia.

Los alrededores del Jalisco fueron supervisados por los oficiales previo al partido con el objetivo de retirar todo aquel objeto que pudiera servir como arma al momento de una riña y con la finalidad de reducir los incidentes.

También se realizó un monitoreo permanente a las grabaciones de las cámaras de vigilancia del C5 municipal ubicadas en esa zona, para que así los partícipes del operativo pudieran actuar de manera inmediata. De igual forma se usaron los drones de la corporación tapatía como parte de la vigilancia en las inmediaciones.

La Policía de Guadalajara comenzó el operativo de seguridad desde el miércoles, previo a la llegada de Gallos Blancos a su hotel de concentración, hasta donde fue escoltado para evitar que se generara algún incidente. Este jueves de nueva cuenta el autobús de los queretanos fue resguardado por una decena de policías locales.

No se presenció a ningún aficionado del Querétaro a la hora de que el equipo dirigido por Mauro Gerk arribó al Estadio Jalisco. Para destacar que la presencia policial evitó algún acto de violencia por parte de la afición rojinegra sobre el autobús del conjunto visitante y todo quedó en algunos silbidos, sin que pasara a mayores.

TE PUEDE INTERESAR: Atlas vs Querétaro solo ha vendido el 20 por ciento del boletaje

La llegada del Atlas también fue en calma, incluso hubo poca asistencia de la Fiel, aún así los pupilos de Diego Cocca fueron recibidos entre porras y gritos de ánimo. Para recalcar que las dos escuadras siempre fueron resguardadas por elementos de seguridad.

Una hora antes de que iniciara el duelo de esta séptima jornada del Apertura 2022, se integró a las labores de vigilancia el helicóptero Zeus de la Policía de Guadalajara, el cual realizó sobrevuelos sin que detectara alguna situación irregular. Al final se incorporó el Halcón de la Comisaría de Zapopan. Ambas aeronaves estuvieron desde lo alto pendientes de la seguridad en el Jalisco y de las calles aledañas.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace