23, julio 2022 - 10:08

┃ Guillermo Abogado González

Carlos

GUILLERMO ABOGADO FOTO:  JUSTIN TALLIS | AFP El piloto Carlos Sainz fue penalizado de nueva cuenta y con esto largará el domingo desde el fondo de la parrilla de salida del Gran Premio de Francia, debido a que en su monoplaza se montó un motor nuevo. TE GUSTARÍA: “Checo” Pérez continúa con bajo rendimiento en práctica tres de GP de Francia El español del equipo Ferrari recibió el viernes pasado un castigo de 10 posiciones para el arranque de la carrera dominical ya que se cambió la centralita de su vehículo por tercera ocasión en la campaña y así rebasó las dos modificaciones permitidas por año de mencionada pieza. Sin embargo, durante el sábado su F1-75 volvió a tener modificaciones en la unidad de potencia para que la sanción aumentara y sin importar lo que sucediera en la clasificación, en la que demostró su potencial, arrancará desde la parte trasera. Cabe recordar que el monoplaza del ibérico también estrenará un depósito de energía, pero debido a que apenas es el segundo ajuste que hace de esta índole entró en la normativa y por este arreglo no fue castigado. Todas estas modificaciones en el auto de Sainz se deben porque en el pasado Gran Premio de Austria el piloto de madrileño, cuando iba en tercer lugar, tuvo que abandonar la competencia por fallas en su motor que provocaron un incendio, el cual logró librar sin graves consecuencias. El integrante de la escudería italiana es consciente que deberá hacer una carrera casi perfecta este domingo para conseguir un buen resultado en la pista del Paul Ricard. “No tengo otra opción; Necesito encontrar formas de adelantar y la mejor medicina para eso es ser un poco más rápido el domingo de lo que somos. Esperemos al domingo si tenemos la velocidad máxima para adelantar. Espero que lo hagamos porque voy a necesitar escalar muchos lugares", subrayó. Carlos Sainz estará acompañado en el fondo de la parrilla por el danés Kevin Magnussen, de Haas, quien de igual manera estrenará motor de combustión interna. Sin duda que está sanción del español será una ventaja para Red Bull, sobre todo para el mexicano “Checo” Pérez, quien a lo largo de las prácticas y la clasificación había estado siempre por detrás del español. Pérez Mendoza y Max Verstappen estarán así al acecho del otro Ferrari que conduce el monegasco Charles Leclerc.    

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace