22, julio 2022 - 10:41

┃ Guillermo Abogado González

Figo

GUILLERMO ABOGADO

FOTO: CORTESÍA

Debido a que Real Madrid y Barcelona jugarán este sábado en Las Vegas, es un buen momento para recordar lo que han sido algunos de los traspasos más polémicos entre ambas instituciones a lo largo de su historia, situación que sin duda aumentó cada vez más esta añeja rivalidad.

TE GUSTARÍA: Real Madrid y Barcelona, protagonistas de diversas goleadas en clásicos se miden en Las Vegas

Algunas decisiones en los escritorios o restaurantes, por mencionar algo, por parte de los directivos, representantes y jugadores han sido parte de la historia al propiciar los traspasos más sonados que también provocaron la alegría o tristeza entre los aficionados de los dos conjuntos.

La negociación más llamativa y recordada sin duda que fue la llegada del mediocampista portugués Luis Figo a la “Casa Blanca” procedente del conjunto catalán, tal fue el revuelo que se armó, que se denominó el “fichaje del siglo”.

Todo sucedió el 24 de julio del 2000 cuando el presidente Florentino Pérez y el presidente de honor Alfredo Di Stéfano (QEPD) presentaron al lusitano, quien llegó al Real Madrid a cambio de 60 millones de euros. Una negociación que cumplió Florentino tras ganar las elecciones presidenciales con los merengues y de paso orquestó el acabose en los Blaugranas.

Lo anterior aunado a que Joan Gaspart fungió como presidente del Barcelona y no tenía buena relación con Luis Figo, a tal grado que el dirigente culé calificó al portugués como traidor.

En el primer partido de Figo con la playera del Madrid y de visita al Camp Nou dejó una de las imágenes más icónicas del clásico, el 23 de noviembre del 2002, cuando el portugués iba a lanzar un tiro de esquina y apareció en el césped una cabeza de un cerdo. Aquel día el futbolista también recibió una silbada enorme que alcanzó decibelios muy altos por la Ciudad Condal.

Ningún otro traspaso entre los dos grandes de España tuvo mayor polémica y generó mayor ruido, pero sin duda que existieron diversos fichajes para la memoria como el de Luis Enrique, quien en el verano de 1996 dejó el color blanco por el azulgrana. A inicios de los 90 había expresado su amor al Real Madrid, sin embargo, todo cambió seis años más tarde tras una campaña desastrosa de los merengues y sin dejar huella en el Santiago Bernabéu partió a territorio catalán. Con el Barcelona, Luis Enrique se identificó más como jugador y hasta como entrenador, fue capitán y leyenda de los culés. Como DT ganó un triplete.

 

En la década de los 60, el mítico Alfredo Di Stéfano llegó al Real Madrid procedente de River Plate, pudo jugar también en el Barcelona, pero el cuadro culé desechó una propuesta de los dirigentes del futbol español de jugar dos campañas con cada club. Incluso, los culés ya tenían avanzada la negociación con el cuadro argentino, donde jugaba en calidad de cedido, pero los blancos terminaron por arreglarse con Millonarios de Colombia, club dueño de su carta, para hacerse de los servicios del atacante. Una negociación complicada con cuatro clubes inmiscuidos, en la que el Barcelona prefirió hacerse a un lado sin pensar que Di Stéfano pudo ser leyenda blaugrana.

A mitad de los 90, el volante danés Michael Laudrup fue uno de los artífices para enaltecer la rivalidad entre ambas escuadras. En la campaña 1993-1994, el talentoso jugador escandinavo participó con el Barcelona en la goleada de 5-0 al Madrid y ganó la Liga. Un año más tarde ya vestido con la playera blanca fue parte de la revancha merengue con triunfo goleador sobre los catalanes y también se consagró monarca liguero. En solo dos años Laudrup disfrutó las mieles del triunfo con ambas instituciones, título y goleada incluida.

El alemán Bernd Schuster en 1980 llegó al Barcelona y coincidió con Diego Maradona, ganó ocho títulos, y años más tarde, en 1988, militó en el Real Madrid cuando gobernaba la Quinta del Buitre y obtuvo cuatro campeonatos.

Así algunos traspasos se han suscitado entre Real Madrid y Barcelona. Hay diversos jugadores que tuvieron el privilegio de militar para los dos grandes del futbol español y mundial como Ronaldo Nazario, Gheorghe Hagi, Julen Lopetegui, Samuel Eto´o, Alfonso Pérez, Robert Prosinecki, Ricardo Zamora, Javier Saviola, entre los más llamativos.

También ha sucedido que algunos futbolistas son el objeto del deseo del Real Madrid o Barcelona durante algunos mercados de fichajes y terminaron ataviados con la playera del rival. El caso recién es el de Robert Lewandowski, quien por años fue vinculado a los Merengues para ser compañero de Cristiano Ronaldo en el ataque, pero nunca llegó, “CR7” ya tiene unos años que dejó a los blancos y ahora el polaco apenas firmó con los Blaugranas.

 

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace