17, julio 2022 - 14:01

┃ Jorge Briones

Damian Lillard

POR JORGE BRIONES FOTO: AFP  La NBA ha cambiado tanto dentro como fuera de la duela. Ahora las grandes súper estrellas de la liga han priorizado la obtención de títulos, o al menos ser competitivos, a las ganas de trascender con la franquicia que los seleccionó en el Draft.

TE RECOMENDAMOS: DeAndre Ayton se queda con los Soles de Phoenix, le ganaron la partida a los Pacers

Cada vez se ha vuelto más común el ver a las figuras uniéndose en un mismo equipo para tratar de levantar el anhelado Larry O’Brien. La lealtad ha quedado de lado con la ambición de ganar en el presente. Uno de los pocos jugadores que se han mantenido alejados de esta tendencia es el estelar armador de los Portland Trail Blazers, Damian Lillard, quien pese al gran cartel que tiene prefiere mantenerse como el líder del equipo que lo seleccionó en la primera ronda con el pick 6 del Draft 2012. “Algo que falta en la NBA es el carácter, la lucha, la pasión y el orgullo por el nombre que hay atrás en nuestra camiseta, pero también por el nombre del frente y cómo impactas a la gente con la que te relacionas”, comentó Lillard. “Soy leal y ese es mi defecto. Soy demasiado fiel para esta época”, añadió el campeón olímpico en Tokio 2020. Lillard llegó a un acuerdo para mantenerse hasta 2025 con los Trail Blazers, quinteta con la que ha disputado 10 temporadas en la NBA. Su nombre se relacionó a muchos equipos, incluidos los Lakers de LeBron James pero decidió darles la espalda. Ni la partida de su amigo CJ McCollum lo hicieron cambiar de opinión. En la última campaña, Damian disputó únicamente 29 partidos con promedios de 24 puntos, 4.1 rebotes y 7.3 asistencias.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  ?Escucha nuestro podcast?