7, julio 2022 - 6:00

┃ Álvaro Zaldaña

F1

ÁLVARO ZALDAÑA Foto: Mexsport Si bien es verdad que el automovilismo mexicano vive actualmente la mejor época en su historia, la pasión y el gusto por el deporte motor siempre ha estado presente en los aficionados nacionales. Sin embargo, la disciplina nunca ha sido el favorito de los medios de difusión y por eso es difícil estar al día.  Tal vez te interese: Checo Pérez, Pato O'Ward, Daniel Suárez y Roberto González: la época dorada del automovilismo mexicano Para Mario Domínguez, este es el principal problema de que el automovilismo mexicano tenga épocas doradas cortas, y no un mayor arraigo.  “El interés por el automovilismo en México siempre ha sido muy grande. Cuando yo corrí aquí en Fórmula 3 y otras categorías los autódromos se llenaban y hoy que corro en la Súper Copa también veo que va mucha gente, les encanta, pero el problema es que no hay difusión y la gente no sabe qué es lo que hay, y ese es el tema en todos los demás deportes, cualquier otro que no sea futbol no se ve prácticamente en ningún lado”, dijo para el Diario de los Deportistas.  Asimismo, Domínguez asevera que es increíble que las carreras de los pilotos mexicanos no se emitan por televisión abierta, además de que sea muy complicado verlas por cualquier plataforma. “Es insólito e increíble que tengamos a “Checo” Pérez en la F1 ganando grandes premios y peleando por el campeonato del mundo, y las carreras ni siquiera salgan en televisión abierta. Ver la Fórmula Uno en México es muy difícil y la IndyCar peor, ni se diga. Cuando yo corría con Adrián (Fernández) y Michel (Jourdain Jr.) sí salían las carreras en televisión nacional, había más difusión. Alguien tendrá que hacer algo al respecto, porque los ve cualquier persona menos los mexicanos”, aseguró.  Te recomendamos: Para Mario Domínguez el talento para ser piloto es insuficiente: "Dependemos de quién nos apoye"

Si no es futbol, no importa, asegura Mario Domínguez

Es muy común que en México, los atletas nacionales de disciplinas ajenas al futbol no sean tomados en cuenta ni por los medios, ni por la afición, hasta que logran algo importante en eventos de gran magnitud como los Juegos Olímpicos o la Fórmula Uno.  Sin embargo, con el balompié nacional no importa la circunstancia o que muy pocas veces se celebren éxitos a nivel internacional,  la difusión y el arraigo siempre están al tope sin importar que los partidos sean aburridos o se maneje con ciertos intereses de terceros.   Para Marco Tolama esto tiene una sencilla explicación: el futbol es un deporte muy sencillo y además es un negocio que mueve mucho dinero.  “El futbol tiene ciertas características como que es muy fácil de digerir, es muy sencillo de entender, si damos un paso hacia el baseball u otros deportes, se complica un poco más por el tema de los reglamentos y el desarrollo de los partidos. Pero también el futbol tiene dos cosas muy importantes: es muy popular e inclusive ha sido un tranquilizador social, catalizador de masas, aunque a veces hay situaciones muy complicadas, la otra es que es un gran negocio. Eso pienso yo que lo mantiene sobre otras disciplinas”, detalló.  Ante este panorama, a los atletas de otras disciplinas no les bastará con tener un buen rendimiento, deben de ser exitosos para, tal vez, arrebatarle un poco de los reflectores al futbol en México. ?Escucha nuestro podcast ?