4, julio 2022 - 22:17

┃ Ivonne Almaraz

aficionadas

IVONNE ALMARAZ FOTO: PRISCILA FLORES ENVIADAS Julio es el mes del festival femenil y Monterrey se convirtió en la sede del Campeonato Concacaf W, donde la Selección Mexicana buscará su boleto a la justa mundialista de Australia / Nueva Zelanda 2023. Las expectativas eran altas, el día llegó y la afición desafortunadamente no respondió. El Universitario fue el escenario donde la actividad inició con el duelo de Estados Unidos frente a Haití y pese a que la cita era a las 18 horas, pocos fueron los que aparecieron para apoyar a los combinados: “Si estás llegando alguno a comprar boleto, pero son como 10 a lo mucho”, dijo para el Diario de los Deportistas una de las vendedoras de taquilla. Tal vez te interese: Estados Unidos brilló y goleó a Haití en el juego inaugural del Concacaf W Al ser casi dos semanas de futbol en territorio regio, la Concacaf optó por vender abonos del Universitario, así como del Gigante de Acero, los cuales ya incluían todos lo encuentros hasta la fase Final, pero ni eso llamó la atención de los seguidores. Alex Morgan y Megan Rapinoe, quienes fungen como las estrellas de Estados Unidos fueron la razón por la que unos cuantos llegaron al ‘volcán’: “Son las campeonas, claro queremos verlas”, mencionó Diana (seguidora de California) para ESTO. Los puestos de comida, los revendedores y aquellos que se ponen a vender playeras no dieron señal alguna, el inmueble no sintió el ambiente de aquellos lunes donde Tigres Femenil llega a jugar. México, anfitrión y equipo en la mira por la consigna de volver a una Copa del Mundo tenía su debut a las 21 horas, por lo que algunos medios tenían confianza que apenas diera la hora el inmueble luciera mejor. 20 horas y a las afueras ya habían algunos vendedores, pero solamente cuatro y nadie les compró. Tal vez te interese: Kenti Robles sobre la ausencia de Charlyn en premundial: "no soy seleccionadora" Las jugadoras de Rayadas, Mariana Cadena y Aylin Aviléz no se podían perder el juego del combinado azteca donde milita su capitana (Rebeca Bernal) por lo que a minutos de que el balón volviera a rodar para el segundo encuentro del día, llegaron con la ilusión a tope: “Es un día muy especial porque más allá de que México va a buscar ese boleto Monterrey está de fiesta, tenemos una oportunidad única al ser anfitriones y eso no se olvidará”, dijo Cadena. “Sabemos que hoy el resultado se quedará en casa, México hará valer este Estadio”, añadió la ‘joyita’. El Himno de México sonó y los que llenaron la zona de abajo sacaron globos en verde, blanco y rojo haciendo alusión a la bandera nacional, aunque fue lo único que se notó. ?Escucha nuestro podcast ?