4, julio 2022 - 19:52

┃ Álvaro Zaldaña

Chesquito

Alvaro Zaldaña Foto: @SChecoPerez Con tres victorias y 21 podios, hoy en día “Checo” Pérez se ha convertido en el mejor piloto mexicano en la historia de la Fórmula Uno, y el referente máximo de los niños que sueñan con tener una carrera en el deporte motor. Pero todo tuvo un proceso, y al igual que ellos, Sergio también soñó con llegar al máximo nivel desde muy pequeño. Tal vez te interese: “’Checo’ estuvo increíble”, Christian Horner se rinde ante el mexicano A sus 10 años, “Checo” tenía bien claro que su futuro estaba en la máxima categoría del deporte motor, esto se sabe gracias a que su padre, Antonio Pérez Garibay, compartió una carta en redes sociales donde su hijo le pedía algunos regalos al “niño Dios”. “En esta carta él le pedía muchos accesorios: los guantes de Michael Schumacher, el caso de Juan Pablo Montoya, pedía productos de sus héroes”, menciona el diputado federal en el video.
@antonioperezgaribay Un lindo recuerdo de una carta que escribió Checo a sus 10 años...?? #fyp #parati #foryou #formula1 #f1 #checoperez #sergioperez ♬ sonido original - AntonioPerezGaribay
En algunas tomas al escrito se puede leer que “Checo” también detallaba las medidas de largo y ancho de sus peticiones, el color y hasta ponía imágenes de referencia. También le indicaba al “niño Dios” que podía conseguir todo por internet. “¿Cuándo nos íbamos a imaginar que después iba a correr contra Michael Schumacher, Montoya? y todos sus ídolos”, continúa Pérez Garibay mientras sostiene la carta. Te recomendamos: Checo Pérez: 6 podios en 10 carreras, la temporada más efectiva del mexicano en la F1 Además del escrito, el papá de “Checo” Pérez también afirmó que su más grande ídolo era Fernando Alonso y que tiene guardada una foto de ellos dos, cuando fue por primera vez a Mónaco. Por otro lado, el servidor público detalló que tiene planeado hace un museo con los uniformes, cascos y más productos que ha recolectado el piloto de Red Bull en su carrera.

¿CÓMO LLEGÓ CHECO A LA F1?

El sueño de “Checo” tuvo un largo pero exitoso proceso. A los seis años ya conducía en el karting nacional y después de avanzar de categorías, a los 13 fue el objetivo del proyecto de Escudería Telmex que lo impulsó al Campeonato Midwestern donde se le nombró novato del año. Para el 2005 y con el patrocinio de Escudería Telmex, Pérez dio el salto a Europa para participar en la Fórmula BMW de Alemania, y un año después llegaría a la Fórmula 3 del Reino Unido. Aquí se convierte en el campeón más joven del campeonato con 17 años al conseguir 14 victorias y 19 podios. En el 2008 llegaría a la GP2 Series, campeonato que su lugar hoy en día ocupa la Fórmula 2. En esta competencia “Checo” se rozaría con pilotos que también llegaron a la Fórmula Uno como Nico Hulkenberg y Pastor Maldonado, y después de una segunda temporada exitosa dónde fue subcampeón con 71 puntos, el mexicano dio el gran salto a la máxima categoría. El cuatro de octubre del 2010 se anuncia que formará parte de la escudería Sauber y lo demás es historia. De esta manera, “Checo” Pérez se convirtió en el ídolo que de niño admiraba, y ahora los pequeños tratan de repetir el ciclo al verlo a él triunfar en el “gran circo”. ?Escucha nuestro podcast ?