2, julio 2022 - 12:20

┃ José Luis Camarillo

BOX

JOSÉ LUIS CAMARILLO FOTO: CORTESÍA BXSTRS Daniel “Cejitas” Valladares capitalizó la oportunidad de disputar en casa, San Nicolás de los Garza, Nuevo León, el título mundial de peso mínimo de la IBF y derrotó por decisión dividida al filipino René Mark Cuarto, en tremenda pelea que estuvo envuelta en tintes dramáticos por los topetazos que causaron distintas heridas al mexicano. Dos jueces determinaron el triunfo del norteño por idénticas tarjetas de 116-112 y un tercero se inclinó por el oriental, 114-113. TE GUSTARÍA: Para Juan Manuel Márquez, el Canelo no está en el top5 de boxeadores mexicanos El resultado fue una justa recompensa a la enjundia y bravura de Valladares, quien se sobrepuso a las cortadas en el rostro por los cabezazos del asiático: una, en la ceja izquierda, desde el cuarto asalto, y otra, más pequeña, en la ceja derecha. También tenía dos cortes en el cuero cabelludo. El sangrado del arco superciliar izquierdo, aunque fue bien tratado en la esquina por el experimentado cutman Adalberto “Cóndor” Sánchez, no dejó de ser notorio e imprimió mayor dramatismo al encuentro. El réferi Wes Melton descontó un punto al filipino por su reiterada falla en la cinta adhesiva que ata el guante y la cual se desprendía en la reyerta. Fue un choque fragoroso, ríspido, el de este viernes en el Deportivo Revolución de San Nicolás de los Garza. El mexicano ofreció un desempeño que fue de menos a más hasta convertirse en completo dominador. El duodécimo round fue de pesadilla para el púgil visitante, que luchó con denuedo pero se encontró con sólidos izquierdazos a la cabeza y sus desesperados intentos por asestar un impacto definitivo se quedaron cortos, lo que le llevó a insistir en el abrazo para tratar de nulificar al nuestro. [gallery ids="605739,605740,605741,605742,605743"] En resumen, Valladares (26-3-1, 15 KOs) fue el peleador más activo, el que propuso la pelea, el que fue siempre fue al ataque y acertó la mayor cantidad de golpes para disminuir el ímpetu y el fuerte ritmo con que el asiático comenzó la batalla. Cuarto (20-3-2, 11 KOs), que defendía por segunda vez su título, buscó imponer la batalla a la corta distancia, pero en cuanto Valladares se acomodó a su estilo, pudo marcar un dominio que se hizo más claro en la segunda mitad de la reyerta. “Les prometí que el campeonato se iba a quedar en México y se los cumplí”, declaró el nuevo campeón, quien es representado por Juan Antonio “Charro” Hernández. “Lo más difícil fueron los cabezazos, soy un peleador aguerrido, pero gracias a mi esquina que me supo dirigir, que me dijeron qué hacer cada round, logramos sacar la pelea. Viva México cabrones”, manifestó el naciente soberano de las 105 libras de la IBF. Para Valladares era su segunda oportunidad por la misma corona. La primera de ellas, en 2020, terminó de manera abrupta, por un topetazo tempranero que le abrió un párpado y le impidió continuar en la pelea, por lo que se decretó un empate técnico ante el también tagalo y campeón defensor Pedro Taduran. Por su parte, René Mark Cuarto había derrocado a Taduran, en 2021.

Chispa” Medina superó a “Canito” Espinoza

En más acción de anoche en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, el jalisciense Christian “Chispa” Medina se llevó el triunfo por decisión unánime en 10 episodios de una batalla sumamente disputada sobre el regiomontano Alejandro “Canito” Espinoza (18-3, 9 KOs). Medina subió a 20-1, 14 noqueados. En el quinto round, un choque de cabezas abrió un corte en la ceja derecha de Espinoza, que fue llevado a revisión médica. Esta situación confundió al peleador regiomontano, lo que aprovechó Medina para dictar condiciones. En el sexto asalto, otro choque de cabezas accidental volvió a lastimar y desorientar al “Canito”, que se entregó en el cuadrilátero, pero terminó por escuchar puntuaciones de 99-91, 98-92 y 97-93 a favor de Medina. El zurdo cubano Roniel Iglesias (2-0, 1 KO), oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, desplegó un boxeo de alta técnica para vencer por fallo unánime en ocho vueltas al local Agustín “Ñoño” Lugo (11-15-3, 5 KOs), en peso superwelter. En lo que fue un encuentro muy cerrado, el neoleonés José “Increíble” Macías mejoró a 16-1-2, 7 KOs, al conseguir un fallo mayoritario en seis giros sobre el capitalino Roberto Zariñana (4-1, 4 KOs), quien perdió su invicto de manera gallarda. Dos jueces vieron ganar a Macías 58-56, y un tercero marcó empate 57-57.    

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace